Si bien desde el lunes, ocho inspectores de transito vigilan el cumplimiento de las reglas de tránsito en las calles de la ciudad de Huánuco, los regidores lo cuestionaron alegando que en diciembre del año pasado se suspendió este servicio porque “no se habían cumplido los objetivos trazados”.

“Se suspendió a los inspectores porque no han cumplido con ordenar el trasporte; por lo contrario, han generado perjuicio a la municipalidad”, acusó el regidor Teófilo Sánchez y exdirigente transportista.

Su colega  Roy Gonzales se sumó a sus críticas alegando que primero se debió aprobar la modificatoria de la ordenanza para contratar a los inspectores. “Que esta vez se tenga mayor supervisión de su trabajo”, demandó al señalar que muchos de los inspectores solo se dedicaban a estar pendientes del celular en horario de trabajo.

El gerente de Transportes respondió a las críticas resaltando que para el cumplimiento de las reglas de tránsito “se necesita sí o sí a los inspectores”.

Indicó que no hubo perjuicio a la Municipalidad porque el año pasado con la imposición de pepeletas se han generado 336 000 soles, lo cual subsidia la contratación de ellos.

“Se han realizado 300 operativos en conjunto con la Policía, reduciendo la informalidad”, anotó.