La tarde de ayer fue repuesto el dintel del puente modular Joaquín Garay Figueroa, que el viernes último fue destruido por un camión al cruzar el viaducto.

Precisamente el dintel busca evitar el paso de vehículos de gran tonelaje y que no superen los 3.5 metros de altura. El peso máximo del viaducto es de 32 toneladas, sin embargo han estado circulando tráileres que superan dicho peso.