Indignados, un grupo de padres de familia de la escuela unidocente n.° 33016 del caserío de Cullcuy, distrito de Santa María del Valle, anunciaron que retirarán a sus hijos y no esperarán más para el inicio de clases, pues no confían en las promesas del director de UGEL Huánuco, Hilmer Marchán.

“Él nos prometió que para el lunes [ayer] enviaría a otra docente para que puedan iniciar las clases, sin embargo regresó la misma [profesora] con quien tenemos problemas desde hace varios años”, manifestó la madre de familia Beatriz Ponce Noreña.

Recordó que el jueves de la semana pasada Marchán Coz, con un grupo de trabajadores de la UGEL Huánuco, llegó hasta el caserío para resolver el conflicto entre los padres y la docente Irene Canteño, que hasta ahora impide el inicio del año escolar.

“Esa profesora [Irene Canteño] es muy conflictiva y siempre nos discrimina. No queremos que regrese”, declaró el presidente de la Apafa, Julio César Pretel Morales, al señalar que no esperarán más y enviarán a sus hijos a otras instituciones educativas, aunque eso les signifique un mayor gasto.

Pretel Morales dijo que de los nueve alumnos que se quedaron hasta ahora en esa institución educativa, ocho se retirarán. “Estamos cansados de tener el mismo problema todos los años”, agregó.

En tanto, la UGEL Huánuco informó que la tarde de ayer se asignó un docente para dicha institución educativa.