La Sala Mixta anuló la sentencia de primera instancia que ordena al empresario Joel Rodríguez Falcón “cese las acciones tendientes a afectar y destruir la ex Casa Hacienda de Andabamba, patrimonio cultural de la Nación” y ordenó que el juez prosiga con el proceso desde la etapa en que dicho demandado fue declarado rebelde.

La sentencia de los jueces superiores Ernesto Diestro y León, Ana Cecilia Garay Molina y Yofré Castillo Barreto advierte una mala notificación del proceso a Joel Rodríguez.

Rodríguez apeló la sentencia alegando que en este proceso le han notificado en un domicilio diferente al que consigna su DNI, con lo cual se le ha recortado su derecho a la defensa.

“Si bien la notificación que se realiza en el domicilio laboral de una persona, puede considerarse valido, siempre que se acredite que en efecto se trata de su domicilio laboral y que en todo caso haya cumplido su finalidad la notificación que el emplazado haya tomado conocimiento del proceso, lo cual no ocurre en el caso de autos, al ser que en el domicilio señalado por el demandante, [Casa Hacienda Andabamba (NDR)] las notificaciones no fueron recibidas por persona alguna, vulnerando así el derecho de defensa y contradicción en el presente proceso, por lo que debe declararse nula la sentencia recurrida y nulo todo lo actuado, hasta la resolución numero 03, que lo declara rebelde al demandado recurrente”, precisa la resolución emitida con fecha tres de octubre.

Dicha Casa Hacienda fue “donada” por el dirigente Joaquín Doroteo al empresario, pero un grupo de pobladores tomó posesión y recientemente un juez anuló la donación.