La Sala de Apelaciones de Huánuco declaró infundada la apelación presentada por el suboficial PNP Carlos Eduardo Tumes López a la sentencia de cadena perpetua y confirmó el fallo del Juzgado Penal Colegiado Permanente Supraprovincial.

Tumés López fue declarado culpable de los delitos de violación sexual de menor de edad, actos contra el pudor y pornografía infantil, en agravio de dos menores de edad.

El policía está internado en el penal de Potracancha desde abril del año 2017. Tumes fue acusado de abusar de una menor de 13 años, tras ganarse su confianza mediante dádivas, cuando ésta asistía al Club de Amigos de la Policía Nacional que dependía de la Oficina de Participación Ciudadana (OPC) de la que era responsable.

La otra agraviada es una menor de 16 años quien también lo acusó de darle dádivas.