Abel Espinoza se encadenó ayer en las escaleras del patio principal de la Municipalidad de Huánuco exigiendo ser reconocido como presidente del asentamiento humano Mariano Dámaso Beraún, en reemplazo de Lucy Bonifacio a quien acusan de supuestos cobros indebidos.

Mientras los serenos retiraban a Espinoza, sus vecinos hacían un plantón frente a la Municipalidad respaldando su pedido.

“La señora Lucy [Espinoza] nos engañó con falsos certificados de posesión. Nos pedía dinero para realizar trámites de luz, agua, en la Municipalidad y nada ha conseguido”, cuestionaron Mery Sánchez Flores y Donata García Asca.

“Por eso la retiramos hace un año y hasta ahora no se reconoce a nuestro nuevo dirigente, no podemos avanzar los trámites de formalización de tierras si no hay una persona que acelere los documentos”, dijeron al pedir el apoyo del alcalde José Villavicencio.

Espinoza se reunió con el gerente municipal, Aldo Reyes, quien explicó que el asentamiento humano no está reconocido por la Municipalidad por problemas en la posesión de los terrenos invadidos en el 2013.

Si bien el Gobierno Regional cedió alrededor de 80 hectáreas de terreno a la Municipalidad de Huánuco, esto está en proceso judicial desde el 2014 porque una persona reclama ser la dueña.

Sin embargo acordaron reunirse hoy a las 2 de la tarde para informar si es posible o no reconocer un comité electoral para elegir a sus dirigentes.