Desde la mañana del martes se registra un incendio forestal de proporciones en el distrito de Aparicio Pomares, Yarowilca, afectando a pobladores de Rondobamba y Parashapampa, sin que hasta la fecha hayan podido apagar el fuego.

Jerónimo Rivadeneyra Jacinto, presidente de la comunidad campesina de Rondobamba, exigió el apoyo de las autoridades regionales para apagar el incendio que —dijo— está afectando sus pastizales y poniendo en riesgo la salud de los pobladores.

Refirió que el fuego habría comenzado la noche del martes provocado por pescadores que habrían hecho una fogata a orillas del río Culca y el fuego se extendió saliéndose de control.

“Ha sido afectado gran cantidad de terreno”, dice la autoridad comunal que estima en diez hectáreas las consumidas por el fuego, pero va a ser más porque el fuego sigue reduciendo a ceniza todo lo que encuentra a su paso.

Jerónimo Rivadeneyra pidió al gobernador regional preocuparse por las zonas altoandinas qeu también están siendo golpeadas por las bajas temperaturas.