Un grupo de varones que cumplen condenas por omisión a la asistencia familiar y por conducir en estado de ebriedad trabajaron este jueves en la mejora de un parque ubicado entre el jirón Cahuide  y malecón Los Incas en Paucarbamba distrito de Amarilis.

Usando llantas viejas y otros materiales reciclados construyeron juegos para niños y un cerco.

Liliam Manzano Martel, jefa del Establecimiento de Asistencia Pospenitenciaria del INPE, explicó que se trató de una jornada de proyección social del INPE con los internos que cumplen condena con prestación de servicios a la comunidad con jornadas laborales gratuitas.

Refirió que un promedio de 70 personas que incurrieron en los delitos de omisión a la asistencia familiar y conducir en estado de ebriedad y fueron condenadas gozan de la conversión de sus penas de pena privativa de la libertad por prestación de servicios a la comunidad con jornadas laborables gratuitas a favor de la comunidad.

“Como el penal está hacinado los jueces están optando por aplicar conversiones d e pena. Es decir, ya no van al penal sino prestan servicio a la comunidad”, detalló la funcionaria del INPE.

Precisó que el INPE ubica a los condenados, según su ocupación o profesión en las instituciones donde van a prestar sus servicios de manera gratuita en jornadas de diez horas.

“Tenemos convenios con unidades beneficiarias como hospitales, orfanatos, asilos de ancianos colegios y toda institución publica que preste servicio a la comunidad donde ubicamos a los sentenciados. Las entidades son responsables de verificar el ingreso y salida de ellos y que cumplan su jornada laboral. Y nosotros  (INPE) inopinadamente supervisamos y verificamos que estén cumpliendo el horario”, detalla Manzano Martel.

Explicó que según la fórmula establecida por el sistema penal, por cada 7 días de internamiento el condenado debe cumplir una jornada de 10 horas de servicio gratuito a la comunidad.

Para realizar el trabajo en el parque la mañana del jueves, cada uno pidió permiso en la institución donde prestan servicio comunitario, indicó Liliam Manzano.

“El equipo multidisciplinario evalúa y ubica en unidades beneficiarias donde realizan labores de acuerdo con su oficio o profesión. Si tenemos un carpintero irá a un colegio a arreglar carpetas, si es pintor pintará el orfanato”.
Liliam Manzano

En los toques finales del atractivo juego infantil.