Admitió los hechos, se acogió a la conclusión anticipada y tras acordar con el fiscal su pena, Gaby Jhamila Rengifo Salazar fue condenada por el Cuarto Juzgado Penal Unipersonal de Huánuco a 4 años de pena privativa de la libertad suspendida por 3 años, al pago de 2 500 soles de reparación civil y la inhabilitación para ejercer cargo, empleo o comisión de carácter público por dos años.

Rengifo Salazar admitió ante las autoridades haber solicitado y recogido el dinero de alumnos de Odontología para aprobar el curso de Anatomía Dental, por encargo del profesor del curso Luis Alberto Baldeón Valladares.

Era agosto del año 2012 y los alumnos de Odontología de la Unheval estaban en sus exámenes finales y sustitutorios y Baldeón Valladares dictaba el curso de Anatomía Dental en dicha Escuela Profesional, donde es profesor nombrado desde el 2009. Gabi Rengifo era una de sus alumnas, al igual que  sus colegas Sharon y José Luis, quienes denunciaron haber pagado 1 500 soles cada uno a su compañera Gabi para aprobar el curso de Odontología, como finalmente ocurrió a pesar de estar jalados en los dos exámenes parciales.

Emilio Sifuentes es otro alumno de Baldeón, pero dice no haber pagado los 1 500 soles y por eso lo desaprobaron a pesar de tener 10 de nota en el examen final y 14 en el examen sustitutorio. Su promedio fue 10, mientras que los dos que pagaron obtuvieron 12 de promedio, a pesar de tener menos notas 06 y 04 y 08 y 04.

Los 3 000 soles que recibió Gabi de los alumnos fueron depositados a la cuenta de la empresa Faredent, a pedido de su profesor Baldeón.

Durante el proceso, alumna y profesor argumentaron que se trataba de una donación y presentaron un acta con la firma de varios alumnos. Pero fueron los mismos alumnos que en la Fiscalía desmintieron el contenido del acta y algunos afirmaron que varios aprobaron el curso de Anatomía Dental pagando. Y Gabi admitió los hechos y fue sentenciada como cómplice primario del delito de cohecho pasivo propio.

Gaby Rengifo fue sentenciada por el Cuarto Juzgado Penal Unipersonal.