Gerson Chaupis, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Ministerio Público Base Huánuco, negó que en la Fiscalía de Huánuco trabajen asistentes con denuncias o procesos penales y administrativos vigentes.

En ese sentido señaló que lo declarado por la presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Huánuco, Ana María Chávez, de que reportará a la Fiscalía Suprema  de Control Interno a los asistentes en función fiscal y asistentes administrativos que tienen procesos por conducir en estado de ebriedad, omisión a la asistencia familiar o procesos administrativos por supuestos actos de corrupción, y que ha decidido no se les renueve sus contratos al tener antecedentes negativos que rompen con la “conducta moral”.

“No se ajusta a al verdad la presidenta de la Juntas de Fiscales Superiores”, dice Chaupis al afirmar que solo tres trabajadores tienen antecedentes que datan de los años 2014 y 2015, antes de que ingresaran a trabajar al Ministerio Público y que están archivados y consentidos y que en ningún caso fueron sancionados. “El hecho que tengan antecedentes no implica que sean culpables”, subrayó el dirigente.