El Gobierno Regional de Huánuco firmará un convenio con los Sindicatos Regional y Departamental de Construc­ción Civil definiendo la bolsa de trabajo que le corresponde a cada uno en las obras que ejecuta por administración directa.

A ese acuerdo llegaron en la reunión de dirigentes del Sindicato Departamental de Construcción Civil con el ge­rente regional de Infraestruc­tura, César Martel, tras una bulliciosa marcha y plantón en las puertas de la sede de la institución regional.

Américo Cárdenas, diri­gente de dicho gremio, con­firmó el acuerdo de que cada sindicato tendrá el 50 % de los puestos de trabajo y se encar­garán de la distribución entre sus agremiados.

Los obreros de Construc­ción Civil y representantes de La Esperanza marcharon juntos pidiendo, los primeros participación en las obras del Gobierno Regional y los se­gundos la construcción de su sistema de agua potable y al­cantarillado.

Sobre esta obra el acuerdo fue que una comisión acompa­ñe a funcionarios en una visita al Ministerio de Vivienda para solicitar el financiamiento de dicha obra.

Con pancartas en mano y ollas vacías salieron ayer en marcha más de 500 obreros afiliados al Sindicato Departa­mental de Construcción Civil exigiendo trabajar en las obras del Gobierno Regional y que éste ejecute más obras.

“Somos reconocidos por la Dirección Regional de Trabajo de Huánuco y por ende tene­mos el mismo derecho de par­ticipar en las obras”, exigía el dirigente Horacio Cotrina.

Dijo que desde que inició la gestión de Rubén Alva no han trabajado en “ninguna obra” del Gobierno Regional.

“Porque no apoyamos en la campaña política no tenemos derecho a trabajar ni a comer”, declaró al acusar al goberna­dor regional de solo favore­cer al Sindicato Regional que dirige Jotwin Criollo “porque lo apoyó en la campaña elec­toral”.

La marcha dejó ver tam­bién que persiste el conflicto entre dirigentes de Construc­ción Civil de los Sindicatos De­partamental y Regional.

Yaqueline Caldas, diri­gente del Sindicato Mixto de Amarilis, advirtió que solo permitirán la participación de los agremiados [del Sindi­cato Regional] en la obra del Complejo de Paucarbamba, con cuyo consorcio tienen un convenio laboral, pero no a sus dirigentes”