“Un niño tocando es menos violencia en las calles, un niño tocando es menos agresión a la mujer”, sentenció el director de Sinfonía Por el Perú núcleo Huánuco, Juan Manuel Morales, al invocar a las autoridades y empresarios a apoyar a la ONG del reconocido tenor peruano Juan Diego Flores.

Fue al finalizar el concierto que por el sexto aniversario de Sinfonía Por el Perú en Huánuco se realizó anoche.

Manuel Morales informó que cuentan con 450 niños en la sede de la ciudad de Huánuco aprendiendo música y 90 niños en los centros poblados de Quera y Sirabamaba del distrito de Santa María del Valle, los cuales son parte de un plan regional piloto en el que se emplea la música para combatir el trabajo infantil en la zona rural.

Morales hizo un pedido a las autoridades y empresarios para que apoyen a la ONG que impulsa la educación gratuita en música de niños y jóvenes de escasos recursos .

Detalló que tienen una lista de espera de 200 alumnos que desean ingresar a estudiar, pero no pueden cubrir la demanda porque no cuentan con espacio ni docentes.

“Se requiere el apoyo de las autoridades y empresas para impulsar esta formación que previene la violencia”, anotó.

Los niños de Sinfonía reciben clases gratuitas de instrumento y teoría musical en las instalaciones del colegio Inmaculada Concepción. Sin embargo, este ambiente está siendo alquilado por la organización “generando un gasto que puede ser invertido en más docentes”.

“Esperamos que alguien nos apoye para conseguir un lugar adecuado para dictar las clases”, manifestó con esperanza el músico venezolano, que llegó hace dos años a nuestra ciudad para dirigir la organización musical de niños más grande del departamento de Huánuco.