Josué Canchari de la Cruz
A diario se insertan en el mercado laboral los nuevos trabajadores y tienen que elegir a un sistema de pensiones que existe en nuestro país. La incorporación a uno de los regímenes pensionarios es por mandato de ley.

En la actualidad el Perú cuenta dos regímenes pensionarios, una de carácter público llamado Sistema Nacional de Pensiones, administrado por Oficina de Normalización Previsional y otro de carácter privado Sistema Privado de Pensiones, administrado por las Administradoras de Fondos de Pensiones. La elección que deben hacer es por única vez cuando ingresan a laborar, lo cual servirá para su pensión de jubilación.

SISTEMA DE PENSIONES COMO “SEGURO”

El sistema de pensiones funciona como un seguro cuando se jubila, ya que a los 65 años ya no podrás trabajar igual que un joven, es por ello que las pensiones sirven para devolver los aportes que hizo el trabajador hasta cumplir sus 65 años. El aporte de sistema de pensiones es obligatorio para todos los trabajadores formales, salvo excepción en caso de trabajadores de microempresas que tienen la potestad de decidir si aportan a no.

El sistema de pensiones protege al jubilado por haber destinado durante años una parte de su remuneración, de esta forma el jubilado puede seguir recibiendo un dinero de manera mensual o puede retirarlo el 95.5%, cuando se trate del Sistema Privado de Pensiones (SPP)

¿QUÉ SISTEMA DE PENSIONES ME CONVIENE?

Elegir el sistema de pensiones que más le conviene puede ser muy difícil y por ello se requiere un mayor análisis para tomar mejor nuestra decisión, que de hecho influirá una parte de nuestra vida como jubilado.

En la actualidad los sistemas de pensiones en el Perú siguen siendo crítica, debido a la desconfianza que se va generando en el Sistema Privado de Pensiones (SPP), porque nadie de los jubilados esté contento de su pensión; es por ello que los nuevos afiliados optan por afiliarse al Sistema Nacional de Pensiones a pesar de las malas condiciones en pensiones que el máximo puede llegar a S/ 893.00 y la mínima de S/ 500.00, el requisito de aporte mínimo de 20 años para jubilarse y por último el cuello de botella que se observa debido a que cada vez hay más jubilados y menos aportantes.

SISTEMA NACIONAL DE PENSIONES – PÚBLICO (SNP)

Este sistema en público, normado bajo el Decreto Legislativo N° 19990. Este sistema otorga beneficio desde los 65 años de edad. El aporte por parte del trabajador es de 13% de su remuneración mensual y los aportes no deben ser menos de 20 años efectivos. Pueden jubilarse de manera anticipada desde 50 años en caso de mujeres y los hombres desde los 55 años, siempre que sus aportes deben tener un mínimo de 25 y 30 años respectivamente.

SISTEMA PRIVADO DE PENSIONES – PRIVADO (SPP)

Este sistema es privado, normado bajo la Ley 25897. Este sistema permite el acceso a la pensión de jubilación desde los 65 años de edad, sin exigir el tiempo mínimo como aporte. El monto a pagar por jubilación dependerá del aporte que realizará durante los años que trabajará y la rentabilidad que generará. El afiliado puede retirar hasta 95.5% de su fondo. Lo más importante es que cada trabajador tiene una cuenta individual es por ello que cuanto más gana, mayor será el aporte y de hecho mayor el fondo de pensiones, lo cual dependerá de la rentabilidad que haya generado.

EN CONCLUSIÓN

No es nada fácil tomar una decisión, si aportar a una AFP u ONP. Se debe analizar varios factores. Desde mi mirada personal, por lo menos me conviene un Sistema Privado de Pensiones, siempre que inicies a trabajar de joven y la perspectiva a percibir la remuneración sea importante (más de 2 veces de la RMV). Y para el Sistema Nacional de Pensiones, conviene cuando inicies a una edad tardía a laborar y que percibas un importe cerca de la RMV. Ahora depende de ti qué sistema de pensión elegir.

«La pensión máxima en Sistema Nacional de Pensiones es de S/ 893.00 y la mínima de S/ 500.00»