De las 40 piscinas inspeccionadas por las autoridades de Salud, solo dos cumplen las condiciones de salubridad, la gran mayoría debe levantar las observaciones y dos deben ser clausuradas por la municipalidad.

Así lo dio a conocer el director ejecutivo de la Dirección de Salud Ambiental de la Dirección Regional de Salud, George Loarte Raymúndez, quien refirió que desde noviembre del año pasado inspeccionan las piscinas del departamento con el fin de garantizar la salud de los usuarios.

“La vigilancia a las piscinas fue con más intensidad en diciembre para garantizar la salud pública en los meses de enero, febrero y marzo, debido a que en vacaciones hay una masiva asistencia de niños y jóvenes”, indica al referir que una piscina insalubre puede generar infecciones y enfermedades a la vista y estómago.

El funcionario precisó que las únicas piscinas que cumplen las normas técnicas de salubridad son la del Grand Hotel y del Banco de la Nación.

“Debemos entender que conseguir una piscina saludable es todo un proceso. Muchas piscinas que están funcionando no cumplen los requisitos, básicamente la recirculación del agua, la mayoría es como un pozo”, explica Loarte Raymundez.

Afirmó que la fecha la mayoría de las piscinas de Huánuco están garantizando la cloración del agua, lo cual —dijo— es un alivio para evitar la transmisión de enfermedades que se generan a través del agua estancada. Pero hay también las que ni siquiera cloran el agua, como la del Club Central, según indicó.