Ochenta radiotransmisores entregó a la Región Policial de Huánuco, el Comité Cívico de Apoyo a la Policía Nacional para mejorar la comunicación de las dependencias y unidades policiales, pero además ha reparado las antenas que tenía la PNP.

Por una omisión inexplicable e injustificable, la Policía de Huánuco llevaba varios años sin equipos de radiotransmisión. Los efectivos han estado haciendo uso de teléfonos celulares personales e institucional. Sin embargo este tipo de comunicación limita la capacidad de reacción de la Policía ante un hecho delictivo o de auxilio.

Un grupo de ciudadanos liderado por doña Ethel Rolando Soria de Pedraza asumió la tarea de conseguir los fondos y adquirir dichos equipos. La rifa de un automóvil sirvió para recaudar el dinero y se compraron 80 radiotransmisores, 50 más de los que inicialmente solicitó la Policía.

De esta forma se ha superado una deficiencia técnica en la Policía. El apoyo de este grupo humano ha resuelto un problema de varios años que limitaba la capacidad operativa de la Policía y que incomprensiblemente desde el Ministerio del Interior no se atendía.

El Comité Cívico de Apoyo a la Policía ha dado una lección de cómo enfrentar las dificultades. Ojalá ese principio de solidaridad y buena voluntad se contagiara a otros sectores, para seguir superando barreras que distraen, limitan o bloquean que seamos una sociedad mejor.