En lo que va del año, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) ha emitido 81 resoluciones en primera instancia sancionado a empresas por incumplir normas laborales.

“Son resoluciones que acogen sanciones administrativas y la propuesta de multa que pagarían”, explicó la jefa de la Sunafil en esta ciudad, Nadia Lavado Loarte.

Precisó que las empresas incumplen la normativa socio laboral al no respetar los salarios de los empleadores y no implementar la norma de seguridad y salud en el trabajo, que exige dotar a los trabajadores indumentarias adecuadas.

Las sanciones que aplica la Sunafil pueden llegar hasta las 45 Unidades Impositivas Tributarias; es decir, S/ 189 000.

“Todo depende de las escalas de infracciones y el tipo de empresa”, explicó la funcionaria.

ACUSACIONES

Ante las acusaciones del consejero regional por Huánuco, Américo Cárdenas, de que “la Sunafil favorece a los empresarios vulnerando los derechos de los obreros”, Lavado rechazó esta versión alegando que “no retroceden ante un proceso” iniciado.

“No favorecemos a nadie, seguimos las normas en el control de fiscalización laboral”, dijo al pedir a Cárdenas no lazar acusaciones sin fundamento.

Pero además Lavado Loarte reveló que el también dirigente de construcción civil pidió en enero de este año a la Sunafil una inspección en la obra de construcción del colegio Víctor Raúl Haya de la Torre en el distrito de Jacas Chico, a cargo del Consorcio Virgen Santa Ana.

“Los inspectores se constituyeron a la obra, descubriendo que hay un menor de edad laborando y se incumplían las normas de seguridad. La empresa fue multada”, relató y de inmediato reveló que Cárdenas les envió una carta el 5 de marzo pidiendo que “se abstengan de continuar con la investigación”.

“Este es un caso de este año, pero así hubo varios casos”, dijo al aclarar que si bien no puede calificar la conducta del consejero regional y dirigente de construcción civil, sí le parece “sospechoso”.