Las clases en la institución educativa de nivel inicial Carlos Showing Ferrari, más conocido como “Piloto”, no se reinician a pesar de concluidas las vacaciones de medio año, por el temor de los padres de familia de que colapse el techo del segundo patio de juegos ante las fallas estructurales que presenta y termine aplastando a los niños, lo que causaría una tragedia.

La mayor incomodidad es porque la obra fue cedida por el Gobierno Regional a la UGEL Huánuco a inicios de este año para que inicien las clases 330 niños de 3, 4 y 5 años. La construcción de la nueva infraestructura inició en diciembre del 2017 y concluyó en agosto del 2018 y a medio año de uso tiene deficiencias.

La queja de las fallas en el techo se presentaron el 20 de julio a la Gerencia de Infraestructura, pero no hay respuesta.

La obra fue ejecutada por el Consorcio Santa Rosa que en vez de asumir responsabilidad en las fallas solicitó un peritaje.

“Teníamos el compromiso de Infraestructura del Gobierno Regional de que el techo sería retirado entre el lunes y martes, pero ahora nos dicen que debemos esperar hasta el 15 de setiembre porque el contratista ha solicitado un peritaje”, reclamó incómoda la directora del colegio, Katy Díaz Sotil.

Para hoy los padres de familia anuncian una marcha de protesta hacia el Gobierno Regional. “Nuestros niños están perdiendo clases y no nos dan una solución”, se quejaron.

Díaz explicó que planteó que seis aulas realicen clases en la mañana y otras seis en la tarde, pero al darse cuenta del peligro que corren los niños, los padres no aceptan la propuesta.

“La Municipalidad declarará esta semana en alto riesgo el techo, con lo cual no podremos ingresar al colegio hasta que solucionen el problema”, indicó.

Otra observación de los padres es que las barandas de la nueva infraestructura no cumplen las medidas reglamentarias. “Los niños pueden caerse porque son muy bajas”, agregó la directora al recordar que los mismos padres están invirtiendo para colocar una maya protectora.