Con la captura de Luis Cirilo Miraval Mejía, este miércoles, suman dos de los tres presuntos autores materiales detenidos por el crimen de Vilma Miraval Mejía (85), perpetrado en febrero del presente año, en su casa ubicada en el barrio Yanuna, centro poblado de Bellavista, distrito de Pachas, en la provincia de Dos de Mayo.

Mientras que el tercer implicado y presunto autor intelectual, Cosme Martínez Francisco, aún está prófugo de la justicia.

El primero en ser capturado tras descubrirse el cadáver de la octogenario y realizar las primeras investigaciones, fue Deivid Selin Ariza. Los agentes lo capturaron en la ciudad de Lima donde vive.

Ya encarcelado, Deivid empezó a delatar a sus otros parientes que planearon y ejecutaron con él el asesinato de su tía abuela el 10 de febrero.

Con esta información, el fiscal Emilio Bartolo tramitó las detenciones de los otros investigados.

Así fue capturado Luis Miraval el martes en el pueblo joven Las Moras.

De acuerdo con el testimonio de Deivid, su tío Cosme Martínez fue quien le propuso matar a Vilma Miraval para robarle los 25 mil soles que supuestamente tenía guardados en su casa producto de la venta de un terreno.

También dijo que el mismo Cosme coordinó con su otro sobrino Luis Miraval, quien además es primo de Deivid.

El día del crimen los dos primos llegaron a la casa de su tía Vilma, ingresaron, la saludaron y cuando conversaban Luis cogió repentinamente a su tía del cuello intentando estrangularla, mientras Deivid buscaba el dinero.

La anciana se defendió y entonces Luis cogió una bufanda para estrangularla como no podía, Deivid se suma al ataque y aún así la mujer seguía defendiéndose, entonces Luis decide golpearla en el suelo con una herramienta agrícola hasta acabar con su vida.

Y por mas que buscaron el dinero, dice Deivid, no lo encontraron.

Cosme declaró en la investigación preliminar confirmando sus conversaciones con sus sobrinos después del asesinato.