En una nueva protesta, los trabajadores de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) exigen al Gobierno Nacional mejoras laborales: pago de sus viáticos cuando van a supervisar obras y la contratación de más personal debido a que por el exceso de carga laboral no pueden avanzar la fiscalización y las quejas de los obreros son constantes.

“El Gobierno no apoya a los inspectores que supervisan a las empresas privadas”, afirmó Eduardo Ruiz, inspector de la Sunafil.

Indicó que a pesar de que ganaron varios pactos colectivos, el Gobierno Nacional no los está reconociendo.

“Lo único que hacen es dilatar el proceso judicial”, acusó Ruíz.

En el 2013 los trabajadores de la Sunafil firmaron un pacto colectivo para recibir un bono anual, sin embargo este no fue reconocido y se fueron a un proceso judicial.

“Queremos mejoras laborales”, manifestó el inspector al exigir la contratación de más trabajadores porque diariamente ingresan a la sede Huánuco 15 a 20 quejas contra empresas privadas.

El año pasado, los seis inspectores de la superintendencia en Huánuco realizaron diversos plantones y una huelga indefinida a nivel nacional exigiendo las mejoras laborales.

La mañana de ayer volvieron a realizar un plantón en la Plaza de Armas en protesta porque el “Gobierno no ha cumplido con sus promesas”.