En medio de una persecución policial, un sujeto abandonó un automóvil con 704 galones de combustible que transportaba ilegalmente por la carretera Fernando Belaúnde Terry, en el tramo Aucayacu-Tingo María.

La intervención se registró el sábado al promediar las 8 de la noche. Los agentes de la Comisaría de Tulumayo se dirigían en un patrullero a la ciudad de Tingo María cuando a la altura del kilómetro 478 de la referida carretera nacional observaron en sentido contrario al automóvil de color negro con matrícula AGM-868 que se desplazaba a alta velocidad. Ordenaron al conductor detenerse, pero éste desobedeció la orden y aceleró aún más la marcha. Fue entonces que comenzó la  persecución por la carretera Fernando Belaúnde Terry, ex Marginal de la Selva.

A 200 metros aproximadamente del puente Tulumayo, con dirección a Aucayacu, los policías encontraron el automóvil abandonado a un costado de la carretera Central.

Al registrar el vehículo hallaron 29 galoneras de diferentes tamaño con combustible y descubrieron que el motor y chasis tenían los números ilegibles, presumiéndose que sea robada.

El vehículo con el ilegal cargamento fue llevado a las instalaciones del Depotad en Tingo María donde continuaron las diligencias con el fiscal adjunto Luis Angello Rojas Gutiérrez.

Agentes a cargo de la investigación confirmaron que había en total 704 galones de combustible, que en la provincia de Leoncio Prado está declarado producto químico fiscalizado, debido a que es usado por narcotraficantes para producir pasta básica de cocaína. No se descarta que este cargamento haya  estado destinado a pozas de maceración.