El sector de La Paz en el centro poblado de Colpa Baja está en una zona de alto riesgo y sus habitantes deben ser reubicados de inmediato a una zona segura, según la oficina de Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Huánuco.
El alcalde de ese centro poblado, Ranjolge Mena, ha afirmado que las familias que están ubicadas en la faja marginal de la carretera no quieren ser reubicadas a otro sector a pesar del peligro en el que están por el deslizamiento del talud.

Según los mismos pobladores, con las lluvias que han caído en las últimas semanas han ocurrido nuevos deslizamientos y acentuado las grietas en la plataforma de la calle y avanza hacia las casas.

La situación es bastante delicada y es necesario que se imponga el principio de autoridad y el imperio de la ley.

El caso del sector La Paz debe ser abordado en el Comité Regional de Defensa Civil y Seguridad Ciudadana. Estamos frente a un problema que trasciende la capacidad de la Municipalidad Provincial e involucra a otras entidades del Estado, incluidos el Ministerio Público y el Poder Judicial.

No hay que esperar que la tragedia golpee a los pobladores de ese lugar para empezar a buscar culpables de lo que no se hizo y de lo que se dejó de hacer.

Si la razón de quienes están en riesgo no se ilumina, entonces que se imponga entonces la fuerza de la ley.