En 30 por ciento se redujo el consumo de bolsas de plástico, desde que el pasado 1 de agosto de 2019 se pusiera en marcha el primer tributo ecológico en el Perú, el cual obliga a los clientes a comprar bolsas y no recibirlas gratuitamente.

Así lo afirmó Daniel Yacolca Estares, docente de la Escuela de Posgrado de la Universidad Continental, quien destacó que este impuesto es el primer tributo ecológico en el Perú.

“La cifra se desprende de la información proporcionada por las empresas fabricantes de las bolsas, quienes sostienen que de cada millón unidades que se vendían hasta julio de este año, ahora solo se venden 700,000, aproximadamente. Y la proyección es hacia la baja”, aseveró.

Según el docente, esta norma no solo ha logrado reducir significativamente el uso de bolsas de plástico en el país, sino que también ha generado conciencia en la población respecto a su impacto en el deterioro del medio ambiente y el efecto positivo de reducirlo, añadió.

“Esto ha llevado a que las personas migren hacia el uso de bolsas ecológicas o los carritos de compras. Lo mismo debe pasar con la migración de la botella de plástico al vidrio o del consumo de gaseosa por agua”, añadió.

Yacolta Estares hizo esta revelación durante el I Congreso Internacional en Tributación, Contabilidad y Aduanas “Hacia una justicia global”, que organizó la Academia Internacional de Derecho Tributario (Aidet). (Andina)