En el último día de excavación en Pampa La Cruz, el arqueólogo Gabriel Prieto Burméster y su equipo de investigadores hallaron los restos de un nuevo individuo chimú, enterrado con lujosas prendas en la cabeza y cuerpo, confeccionadas con plumas de aves exóticas.

Gabriel Prieto, director del Proyecto Arqueológico Huanchaco y quien dirige las excavaciones en Pampa La Cruz, informó a la Agencia Andina que el cuerpo del individuo habría sido adornado con un tabardo, parecido a un poncho actual, de aproximadamente 1.10 centímetros de longitud que fue confeccionado con plumas rojas y amarillas, pero cuyo estado de conservación no ha sido el más óptimo.

Mientras que en la cabeza se halló un tocado muy vistoso, elaborado cuidadosamente con plumas de color azul, blanco, verde, negro y amarillo.

“Tenemos que hacer los estudios para saber a qué a tipo de ave le pertenecieron estas plumas, la técnica de manufactura, porque estamos pensando que se usó una resina de color negra para asegurar los hilos y sogas del tocado, producto que actualmente se usa en la selva del país”, anotó.

El investigador afirmó que la posición de cuclillas en la que fue hallada esta osamenta es similar a la encontrada en la temporada de excavación anterior, que al igual registró un tocado y tabardo de plumas.

Sin embargo, anotó que una de las pocas diferencias entre ambos hallazgos es que en el primero predominaban los colores azules, mientras que en este reciente hallazgo resalta el amarillo y rojos, blanco y negro.

“Este sitio siempre nos sorprende, porque primero habíamos encontrado ese tipo de tumbas en la parte alta de la huaca, entonces dijimos que eran de la élite chimú, y había relación, pero ahora hallamos otra con las mismas características en la parte baja, lo que hace que toda interpretación vuelva a foja cero”, remarcó.