El pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) acordó ayer por mayoría que los miembros del disuelto Congreso de la República puedan postular a los comicios parlamentarios del 26 de enero de 2020.

La decisión del colegiado consideró que la regla establecida en el artículo 90-A de la Constitución Política no se puede aplicar al presente proceso electoral por su naturaleza extraordinaria.

El acuerdo adoptado, informó el JNE, es producto de un amplio y profundo debate en el que se revisó de manera técnica los alcances de la normatividad constitucional y la legislación electoral.

Lo resuelto será publicado en la página web institucional y notificado al Jurado Electoral Especial de Ica, que el jueves último formuló la consulta acerca de este tema.

Además, será comunicado a los otros JEE instalados que también calificarán las solicitudes de inscripción de listas de candidatos.

Los JEE deberán considerar lo resuelto al momento de calificar las solicitudes de inscripción de listas de candidatos, cuyo plazo de presentación por los partidos políticos vence el 18 de noviembre, de acuerdo al cronograma electoral.

HABILITADOS

Con la decisión adoptada por el máximo tribunal electoral, los dos excongresistas que dejaron sus escaños al disolverse el Congreso de la República: Rogelio Tucto y César Campos podrán presentarse como candidatos en las Elecciones Congresales Extraordinarias que se realizarán el 26 de enero próximo.

La tercera representante de Huánuco en el disuelto Congreso: Karina Beteta, no puede postular porque continúa siendo parlamentaria—con funciones limitadas— al ser parte de la Comisión Permanente en su condición de primera vicepresidenta del Congreso disuelto constitucionalmente por el presidente de la República.

Aunque ni Tucto ni Campos han expresado su interés de ser candidatos en estas elecciones extraordinarias, se sabe que 19 integrantes del disuelto Congreso tentarán esta vez regresar.

El plazo para inscribir las listas de candidatos vence el lunes 18 de este mes.