El 2020 ha llegado para Huánuco con una gran noticia: La creación del Área de Conservación Regional (ACR) Bosque Montano de Carpish, tras varios años de gestión y luego de superar una serie de dificultades.

La nueva ACR tiene 50 559.21 hectáreas de extensión en los distritos de Monzón (Huamalíes), Mariano Dámaso Beraún (Leoncio Prado), Chinchao (Huánuco) y Marías (Dos de Mayo) donde habitan, entre otros, especies de flora y fauna en situación endémica.

Para llegar a este punto, hay mucho trabajo y esfuerzo dedicado en el camino. Desde el Gobierno Regional con el apoyo de la ONG Naturaleza y Cultura se ha podido satisfacer las exigencias de las normas y del Sernanp, que también ha puesto su cuota importante asesorando técnicamente para levantar las observaciones planteadas al expediente técnico.

Ahora bien, Carpish ya es un ACR porque así lo señala un decreto supremo firmado por el presidente de la República, Martín Vizcarra, pero para que lo sea en la realidad de los hechos se requiere elevar exponencialmente todo el trabajo y esfuerzo realizado hasta ahora.

Le corresponde al Gobierno Regional asumir la obligación de asignar presupuesto, ejecutar proyectos, desarrollar campañas y estrategias para que el bosque montano de Carpish esté verdaderamente protegido del ser humano depredador.