Desde hoy rige en el país la norma ISO 37001 “Sistema de Gestión Antisoborno” que fue publicado en la víspera en el diario Oficial El Peruano y presentada en la conferencia “Perú, hacia un modelo de prevención antisoborno ISO 37001” por el Instituto Nacional de la Calidad (Inacal) que fue quien la aprobó.

“La Norma Técnica es aplicable a las pequeñas, medianas, y grandes empresas tanto del sector público, privado como para las organizaciones sin fines de lucro”, sostuvo Rocío Barrios Alvarado, presidenta ejecutiva del Inacal.

La ventaja de esta norma, según dice, es que permite establecer procedimientos para que tanto entidades públicas como privadas puedan identificar los canales o procesos de riesgo dentro de su organización y así establecer mecanismos de control para prevenir y tener una trazabilidad, por ejemplo de los recursos de una obra específica y estos no sean destinados para otra.

En la conferencia también se dijo que implementar esta norma en el sector público permitirá aplicar mecanismos de control y así prevenir los temas de soborno.

Sin duda se trata de un primer paso en la lucha contra la corrupción en el país. Por lo menos se tiene una norma técnica, para prevenirla. Ahora resta que su implementación se haga en el tiempo más corto en todo el aparato estatal  y desde allí se incentive al sector privado.