Las sedes descentra­lizadas en las provincias de Huánuco de la Uni­versidad Nacional Her­milio Valdizán pasarán a ser filiales y serán im­plementadas para conse­guir el licenciamiento de la Sunedu (Superinten­dencia Nacional de Edu­cación Superior Uni­versitaria), informó el vicerrector Académico, Ewer Portocarrero.

Indicó que el rector de la universidad, Rey­naldo Ostos, presentó a la Sunedu los documen­tos que exige para otor­gar el licenciamiento y “dentro de unos días nos informarán si aprueban o no nuestro licencia­miento, si no pasamos iniciaremos con el pro­ceso de adecuación para subsanar las observacio­nes”, manifestó.

Portocarrero señaló que uno de los requisitos para el licenciamiento es que las filiales de las universidades cuenten con la calidad en infraes­tructura, equipamiento y enseñanza (docentes y curricular).

“En los próximos me­ses trabajaremos el plan de adecuación [para las filiales]”, manifestó al tiempo de indicar que tienen hasta diciembre de este año para ejecutar dicho plan y levantar las observaciones que reali­zará la Sunedu.

La autoridad valdiza­na dijo también que para mejorar la infraestruc­tura de las filiales están trabajando en el sanea­miento físico legal de los terrenos que fueron donados por los acaldes provinciales.

“El tema de la licen­ciatura no permite que se dicten clases en loca­les que no brinden ga­rantías”, anotó.

Portocarrero indicó que están evaluando la calidad docente que exi­ge la Sunedu para las fi­liales. “La remuneración de un profesor auxiliar no pasa de 1 400 soles en la central, sin embargo, trabajar en una filial es­tá 2 5000 a 2 800 soles”, apuntó.

Además, dijo que las filiales deben contar con internet, biblioteca, ser­vicios de salud y espacios para actividades depor­tivas.

Portocarrero no des­cartó que durante el pro­ceso de adecuación cie­rren filiales en algunas provincias por “no cum­plir con los requisitos”.