Por primera vez los rectores de 52 universidades públicas del país se reunirán con el Ministerio de Educación en lo que se ha denominado UNI Ejecutivo que comienza el jueves y concluye el viernes en la ciudad de Lima.

En cinco mesas tratarán todo lo relacionado con la carrera docente, la política de educación superior, el modelo de expansión de las universidades públicas, la gestión de la investigación y la contribución de la universidad al desarrollo regional.

Si algo no se puede negar es que las universidades están de espaldas a la realidad de nuestro país, son una “isla” y están completamente desarticuladas de la currícula de la educación básica regular.

La actividad que este jueves y viernes realizará el Ministerio de Educación apunta a “generar consensos sobre la calidad de la educación universitaria y la implementación de políticas de educación superior”, según se ha informado.

Resulta pues importante que se genere este espacio de encuentro entre la clase gobernante y la clase intelectual nacional (como se entiende que son las universidades en un país) para articular propuestas, planes y acciones orientadas a mejorar no solo la calidad educativa, sino también las oportunidades de desarrollo sostenible de la nación.

Dependerá del nivel de voluntad y visión de los  rectores y ministros para que éste sea un espacio de trascendencia para el país.