Una estudiante universitaria denunció haber sufrido una violación sexual por parte de dos sujetos con los que horas antes estuvo divirtiéndose en una discoteca. Horas después, los presuntos autores fueron capturados por personal del Departamento de Investigación Criminal (Depincri).

La agresión a la adolescente de 17 años de edad se perpetró la tarde de este martes, en el interior de un hostal.

La víctima narró a las autoridades que aquella mañana, junto a 3 amigas y 4 varones, decidieron divertirse. Aprovechando que no tenían clases se dirigieron a la discoteca Relax en el centro poblado La Esperanza. Eran aproximadamente las 9 de la mañana.

Un allegado a la víctima contó que no quiso beber licor pero a insistencia de los jóvenes tomó algunas copas las que le hicieron perder el conocimiento.

La estudiante de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán dijo recordar que tras varias horas de estar en el local de diversiones, dos de los jóvenes que estaban con ellas la llevaron a un hostal ubicado a inmediaciones del estadio Heraclio Tapia, donde la ultrajaron, lo que fue confirmado con el certificado del médico legista que la evaluó.

La agraviada dijo que al despertar eran las 3 de la tarde aproximadamente. Estaba desnuda y los sujetos que estaban con ella le dijeron que no había pasado nada.

Les pidió que la llevaran a su casa, pero uno de ellos la llevó hasta La Laguna y la abandonó en el frontis de la discoteca Ipanema, donde la encontró su madre.

Según denunció su hermana, cuando su madre la encontró estaba con el pantalón desabrochado y tenía el brasier sobre el polo, por lo que se dirigieron al Depincri para denunciar lo ocurrido.

La universitaria denunció que uno de los sujetos era Geanpier Fernando Melgarejo Soto, por lo que efectivos del Depincri montaron un operativo y lograron dar con el paradero de dicho sujeto y la mañana de ayer de Julio César Camones Tomas.

Ellos habrían negado la acusación, pero una conversación en WhatsApp con la víctima encontrado en el celular de ella, los pondría en evidencia de que cometieron el ultraje sexual.