TINGO MARIA

La estudiante de la Universidad Nacional Agraria de la Selva (UNAS), Josselyn Preseylla Navarro Alvarado (24) lleva 7 días de estar desaparecida, mientras las autoridades realizan una serie de diligencias con la finalidad de encontrarla. El principal sospechoso de su desaparición es su padrastro quien huyó sin dejar rastro.

Durante las diligencias, se conoció, las autoridades interrogaron a un mototaxista quien narró que  el 6 de marzo realizaba servicio de taxi cuando una persona mayor le pidió servicio de taxi.

El conductor narró que el hombre colocó unos cartones en el piso del trimóvil e hizo subir el pesado costal y le dijo que lo llevara al botadero de basura en La Moyuna, a orillas del río Huallaga. Al llegar bajó el pesado bulto y le dijo que se fuera y así lo hizo.

Aunque el taxista dijo no haber visto qué contenía el costal, las autoridades presumen que era el cuerpo de la universitaria.

Más aún que el día de la desaparición su hermano halló sangre en diferentes partes de la casa. Aquella mañana, la víctima se quedó sola en casa y también habría estado su padrastro.

Tras varias horas, su hermano dijo haber retornado a la casa y solo encontró a su padrastro quien le mandó a comprar el almuerzo y cuando retornó, Edwin Guevara Ramírez ya no estaba en la casa.

Al no aparecer hasta el día siguiente, la madre de Josselyn, que no pierde las esperanzas de encontrarla con vida, denunció su desaparición. Incluso su familia y amigos realizan misa y vigilias para pedir a las autoridades ayuden a buscarla.