TINGO MARÍA-Emer Arangüez

Veinte familias damnificadas y otras 120 afectadas causó el desborde de las quebradas Milagro de Dios y Sausal y del río Supte en el distrito de Luyando, según el reporte preliminar de la Subgerencia de Riesgo y Desastres de la Municipalidad de dicho distrito.

La torrencial lluvia que cayó el martes elevó el nivel de las aguas de las quebradas y río, saliendo de su cauce en diferentes sectores del distrito.

“Los más afectados por los desbordes son las asociaciones de viviendas 27 de Julio y “Milagro de Dios; además, el sector Santa Marta, Sausal y los poblados Cargatambo, Inkari y Mishquipunta”, indicó Ángel Huertas, subgerente de Defensa Civil de Luyando.

Precisó que en Milagros de Dios hay 10 familias damnificadas y 21 afectadas 10, en Inkari, 4 afectadas y 3 damnificadas; en Cargatambo hay 24 familias afectadas y 4 damnificadas. En 27 de Julio otras 60 familias fueron afectadas y 6 damnificadas, en Sausal 8 familias afectada y a la altura del km 6 hay 8 familias afectadas y 3 damnificadas. Estas últimas fueron llevadas al colegio Víctor Reyes Roca de Naranjillo.

El regidor luyandino, Elmer Lino, confirmó que en el poblado de Cargatambo se produjo el deslizamiento del cerro, sin reportarse víctimas humanas.

El alcalde Félix Pulido comentó que las casas construidas en la faja marginal impiden a las aguas discurrir con normalidad, produciéndose los aniegos.

El regidor Lino dijo esperar que este año el Gobierno Regional construya la defensa ribereña que cada año reclaman para proteger a la población.