TINGO MARÍA-Emer Arangüez

La mañana del jueves las aguas del río Huallaga desbordaron por ambas márgenes en Tingo María y Castillo Grande.  Carlos Alberto Zavaleta de la Cruz, subgerente de Defensa Civil de la Municipalidad de Leoncio Prado, informó que según los reportes preliminares 22 familias resultaron damnificadas y otras 185, afectadas.

Indicó que ayer visitaron el distrito de Luyando y hoy entregarán la ayuda humanitaria, pero también verificarán los daños en Castillo Grande.

“Personal de Serenazgo evacuó a una familia que se encontraba atrapada en la isla Huayranga. Estamos esperando que desde los demás distritos nos hagan llegar sus reportes en un 100 %, a fin de que Defensa Civil actué respectivamente”, agregó el funcionario.

Amapola Duran Salas informó que las desbordadas aguas del Huallaga inundaron los locales de más de 30 comerciantes y acopiadores de café, cacao, maíz y frijol en la última y penúltima cuadra de la av. Raimondi en la ciudad de Tingo María. “Tenemos incalculables pérdidas económicas, debido a que nuestros productos fueron mojados ”, dijo la comerciante.

La comerciante demandó a las autoridades reforzar la defensa ribereña a la altura de la Isla Huayranga y del camal municipal.

Indicó que cinco asentamientos humanos presentaron un proyecto a la Municipalidad de Leoncio Prado cuando era alcalde Juan Picón Quedo y su hermano el presidente regional, “pero no sabemos del por qué quedó encarpetado”; así aseveró Amapola duran.

Varias calles de Tingo María quedaron bajo el agua dificultando el tránsito peatonal y vehicular.

En Castillo Grande el Huallaga inundó el aeropuerto Corpac, la Base del Ejército y los ambientes de la Cooperativa Agroindustrial Alto Huallaga, además de una veintena de viviendas en la provincia.

ATRAPADAS

Se supo que siete personas quedaron atrapadas en una isla del sector Moyuna, caserío Jardines de Anda, distrito de Santo Domingo de Anda, ante la crecida del río. “No podemos salir estamos atrapados en una isla, por favor pedimos apoyo”, dijo un poblador desde el lugar.

Leonardo Ocaña Navarro, agente municipal del caserío Venenillo, dio a conocer que según información preliminar de los agricultores de dicha jurisdicción más de 500 hectáreas de plátanos y cacao afectadas por el desborde del río Huallaga.

“No pudimos cuantificar, porque los terrenos continuaban inundados en horas de la noche. Ya no era visible”, comentó el agente municipal.