Ayer venció el plazo que la Autoridad Local del Agua (ALA), Dirección de Energía y Minas y la Agencia Técnica Forestal (ATF) se impusieron para entregar sus informes de la visita que realizaron a la localidad de San Juan de Higos para verificar los ojos de agua que pobladores de esa zona y de Salapampa afirman que algunos se secaron a consecuencia de la construcción de la cen­tral hidroeléctrica Santa Lorenza.

El fiscal especializado en Materia Ambiental, César Gonzáles, confir­mó que hasta la mañana de ayer ninguna de las tres instituciones entre­gaban sus informes.

Durante la visita a San Juan de Higos el 24 de febrero, el ALA ofre­ció elaborar un informe técnico sobre los ojos de agua y la pérdida de su caudal en algunos de ellos, mientras que la Dirección de Energía y Minas elaboraría un in­forme técnico geológico (con mapa de georefe­renciación y posibles fa­llas geológica.

Y la ATF elaboraría su informe sobre los ár­boles que habrían sido afectados por la obra a cargo de la empresa EI­SA S.A. contratista de la Empresa de Generación Eléctrica Santa Lorenza.

Gonzáles advirtió que dichos informes son “vitales” para la inves­tigación que realiza su despacho contra ambas empresas por supuesta afectación del medio am­biente, ante la denuncia de pobladores. “Los infor­mes deben decir si hay o no afectación del medio ambiente (…) va servir para tomar decisiones”, anotó el fiscal.