Dra. Amarilis Domínguez Palpa

Cada vez que iniciamos un nuevo año, siempre pensamos en cosas nuevas, ropa nueva, viajes a lugares nuevos, lecturas nuevas, amigos nuevos, comidas nuevas, hasta se nos ocurre pensar en parejas nuevas…

La vida no puede ser trastocada por período cronológicos únicamente, tenemos que visionar proyectos a corto, mediano y largo plazo. Habría que reflexionar sobre el avance de nuestra vida personal, familiar o institucional.

Vivir para contarla como decía García Márquez y otros escritores, vida nueva significa que cada vez que nos damos un tiempo para respirar y reflexionar que necesitamos cambiar, eso es muy saludable.

Evaluemos ¿qué logramos hasta ahora?: propiedades, muebles, cuentas, artefactos, empresas… o amigos, talentos, desarrollo personal, mejor salud, mayor estimación y oportunidades de compartir, experiencias exitosas. De no ser así qué sucedió, qué pasó con nosotros, cuáles son las causas y las consecuencias que nos imposibilitó triunfar, alcanzar metas; evaluemos fortalezas y debilidades.

Es momento de empezar a hacer cosas nuevas: seguir un curso que te ayude a lograr una nueva habilidad o talento, en esto los talleres de arte, deporte, tecnología, idiomas y otros son interesantes. Leer temas y libros novedosos y que te agradan. Preparar sólo o en conjunto potajes nuevos, afiliarte a grupos o clubes nuevos o promoverlos en tu comunidad.

Tomar decisiones para revolucionar la nueva vida siempre será saludable, siempre y cuando tengas un nuevo norte y un punto hacia donde llegar y demostrar al final de un tiempo programado los resultados o el producto.

Lucha cada día con los ¨no puedo¨, ¨muy difícil¨, ¨muy costoso¨, es necesario vestirnos de coraje, entusiasmo y optimismo. Diseñar un plan de acción y un plan de contingencia; construyendo cada día el gran proyecto de realización humana.

Para vivir una vida nueva, una vida plena y con sentido es necesario considerar en el plan a los tuyos, a quienes amas, con quienes has pasado gran parte de la vida en las buenas y las malas, y se merecen continuar la historia contigo. Implica que no te puedes aislar o hacerte de multitudes, tu inteligencia emocional te debe llevar a seguir caminando junto con quienes la vida te dio la oportunidad de compartir la vida, porque gracias a ellos eres lo que eres, tus logros y éxitos hasta hoy son también el logro de aquellos que no figuran como autores en el libro de la vida.

Es cierto, que hay necesidad de dejar cosas del pasado, para iniciar nuevos caminos sin arrepentimientos, resentimientos, venganzas, miedos, ni hipocresías; resuelve en esta nueva experiencia de vida ser más inteligente que en la anterior experiencia para luego no llores o sufras por errores que luego podrían ser irremediables.

Aprende a hacer nuevos amigos, porque con el paso del tiempo uno se va quedando sin amigos, muchos cambian de lugar, de intereses y casi ya no se acuerdan, o actualizar o renovar las amistades es saludable. En cada época, contexto, experiencia es necesario construir nuevas amistades porque ellos siempre serán como el oxígeno que en cada estación se necesitan para pasar mejor las tempestades y la primavera de los años. Ojo se trata de hacer amigos reales, con quienes te puedas ver en vivo, cara a cara, darte abrazos o guiños.

Conocer nuevos lugares, organizaciones y vivir nuevas experiencias. Todo depende que uno quiera dar el primer paso. La vida nueva comienza cuando das el primer paso que das para vivir y compartir cosas que antes no habías realizado por múltiples razones.

Es oportunidad de agradecer a todos los nuevos amigos que logré el 2018, los nuevos lugares y experiencias personales y profesionales que viví. A mi corta edad digo a mi edad madura decidí cambiar y seguir para adelante en nuevos contextos y experiencias. Gracias madre naturaleza, gracias cultura mía y ser interior por permitirme darme nuevas oportunidades de vivir con alegría y entusiasmo. Muchos éxitos a todos mis amigos lectores y a Página3 en este año 2019; nos seguiremos encontrando en este nuevo espacio de opinión: ATMÓSFERAS REFLEXIVAS!