Violeta Giles, que resultó ganadora en las elecciones del centro poblado de Colpa Baja el 11 de noviembre, está exigiendo a la Municipalidad Provincial de Huánuco que la reconozca como alcaldesa electa de dicho centro poblado.

“No tienen que ir al Concejo”, dijo ante el comunicado de la Gerencia de Desarrollo Social de que el reconocimiento de las elecciones deberá ser tratado por los regidores en una sesión del Concejo Provincial.

Violeta Giles que fue exalcaldesa de Colpa Baja del 2011 al 2014, dijo que la impugnación de su elección solo debe ser visto por las áreas técnicas, que ya opinaron a favor de reconocer los resultados de las elecciones realizadas por la Municipalidad.

Ante las acusaciones de la regidora Dalila Rojas de un supuesto fraude para que gane las elecciones, la exalcaldesa anunció que la querellará junto al alcalde de Colpa Baja, Ranjolge Mena.

Gloria Nolorve, presidente del Comité Electoral, rechazó las acusaciones de fraude y dijo que la no actualización del padrón electoral fue responsabilidad del área de Centros Poblados, a pesar que pidieron la lista de los residentes.

Sobre los nombres repetidos en el padrón, afirmó que son errores que escapan de sus manos, pero la población pudo observar a tiempo porque los padrones estaban publicados.

“Si hubieran existido tantas irregularidades ¿por qué el personero legal de la otra lista firmó?”, cuestionó Nolorve, al acusar al actual alcalde y excandidato de querer quedarse en el cargo y no reconocer su derrota.

La nulidad de las elecciones será tratada por los regidores de Huánuco el miércoles, en la última sesión de la gestión de Aníbal Solórzano, a las 9 de la mañana en el salón San Sebastián.

Los grupos de Giles y Mena han anunciado que estarán en la sesión.