La sesión de concejo de ayer, que contó con la presencia de autoridades de Seda Huánuco y autoridades municipales dejó varias incógnitas sobre el futuro de la directiva de Seda Huánuco.

“Quiero agradecer a la empresa china por poner en manifiesto las deficiencias de la empresa Seda Huánuco […] y recomiendo al concejo que se les quite la confianza a las autoridades de Seda Huánuco”, manifestó el regidor Manuel Vivanco.

El regidor se refirió también a las falencias del sistema de agua potable y la necesidad de una nueva planta de tratamiento.

Por su parte, la regidora Silvia Sulca demandó trabajar más en obras de saneamiento, indicando que “se debe invertir más en obras que cierren brechas, como salud, educación y cultura y no en obras innecesarias como la remodelación de parques”.

En respuesta, el alcalde le José Luis Villavicencio Guardia le pidió informarse mejor.

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

Carmen Vargas García, consultora contratada por Seda Huánuco ante la crisis generada por la contaminación del agua potable con hidrocarburo, planteó al alcalde y regidores la necesidad de modernizar Seda Huánuco  para garantizar la calidad del agua potable que se brinda a la población.

“Debemos implementar tecnologías acordes al siglo XXI”, subrayó.

Vargas García también enfatizó que “la responsabilidad de la calidad del agua de consumo [humano] no es solamente de la empresa de agua. Hay una responsabilidad compartida del gobierno municipal”.

En la sesión del Concejo Provincial también se informó que la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento, Sunass ha ordenado una nueva limpieza y examen de filtros de la planta de tratamiento para descartar la presencia del hidrocarburo.