El Tribunal Constitucional ha declarado constitucional la disolución del Congreso de la República al considerar —la mayoría de sus miembros— que los parlamentarios denegaron la cuestión de confianza planteada por el entonces presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, para que se suspenda la elección de magistrados del Tribunal Constitucional.

“…al continuar con el procedimiento de elección de magistrados, el Congreso de la República demostró que no tenía intención de cumplir con lo solicitado por el Presidente del Consejo de Ministros…”, indica la sentencia del tribuno Carlos Ramos que fue aprobada por respaldada con cuatro votos y que declara infundada la demanda interpuesta por el presidente de la Comisión Permanente del Congreso, Pedro Olaechea.

A 12 días de las Elecciones Congresales Extraordinarias, esta decisión espanta toda duda sobre la legalidad de la disolución del Congreso y sobre el proceso electoral para elegir al Congreso que reemplazará al disuelto el 30 de setiembre último. Lo que hace oportuna la sentencia del máximo intérprete de la Constitución.

Pedro Olaechea ha dicho que acatará la sentencia, con lo que el tema debe darse por superado y zanjado para avanzar en otros de tal o mayor trascendencia para el país.

Entre tanto, le toca a la ciudadanía ahora elegir mejor a sus congresistas el 26 de enero.