A pesar de estar prohibido, opera el transporte interprovincial a zonas altoandinas

A la espera de un vehículo que los transporte a sus distritos en la zona altoandina de Huánuco: La Unión, Baños, Llata, otros, decenas de personas se encontraban a la salida de la ciudad de Huánuco en la Laguna Viña de Río, cuando una patrulla de la Policía llegó para controlar el transporte interprovincial que está suspendido desde que inició el estado de emergencia sanitaria quedó suspendido.

“Llevo varada en Huánuco más de 70 días, llegué antes de la declaratoria de estado de emergencia, me dijeron que podría encontrar carro aquí [camino a Kotosh], pero el precio se duplicó y no tengo para pagar el trasporte hasta Baños [Lauricocha]”, cuenta Marcelina Durand.

A su lado está un varón de 58 años que espera desde hace dos días por un vehículo que lo traslade hasta la ciudad de Llata, capital de la provincia de Huamalíes. “Antes, el pasaje estaba 30 soles, ahora nos quieren cobrar 60 soles, no puedo pagarlo”, dice Justiniano Cotrina.

Al igual que Marcelina y Justiniano otras 40 personas esperaban ser trasladados a sus distritos de origen. “Solo queremos volver [a Baños], allá tenemos casa, familia; aquí estamos solos”, dice una familia de cuatro integrantes que llegaron caminando desde Lima. Tomaron un descanso en la Laguna Viña del Río y tras una breve oración, continuaron su camino a pie.

Según el Gobierno Regional de Huánuco, aún hay 20 000 personas en Lima esperando ser trasladados a sus distritos de origen, pero por falta de capacidad para albergarlos y alimentarlos mientras cumplen su cuarentena de 15 días, no son trasladados.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *