Comunidad nativa reclama ayuda en Leoncio Prado para no morir de hambre

Hace dos semanas que se acabaron los alimentos para preparar la olla común en la comunidad nativa intercultural Bena Gema en la provincia de Leoncio Prado y la desesperación ha empezado a apoderarse de los pobladores en plena crisis sanitaria que vive el país por la covid-19.

“A causa de la crisis originado por la covid-19, mi gente se está muriendo lentamente”, dice Marcos Nunta Valera, presidente de la comunidad nativa intercultural Bena Gema.

“A duras penas ahora solamente comemos una sola vez al día una sopa de plátanos rayado con huesitos machacados de patitas de pollo”, relata.

Nunta Valera refiere que hace más de dos semanas dejaron de realizar las ollas comunes, porque se acabaron los alimentos que les donaron para subsistir en medio del aislamiento social obligatorio.

Sin trabajar ni poder vender sus artesanías desde hace tres meses que comenzó la cuarentena, los integrantes de la comunidad Bena Gema no tienen dinero para alimentarse.

“De los 281 habitantes, buen porcentaje de ellos niños y ancianos continuamente lloran de hambre”, relata el dirigente nativo.

Refiere que el martes presentó a la Municipalidad Provincial de Leoncio Prado un oficio solicitando un saco de arroz, un saco de azúcar y un galón de aceite, “pero todavía no tenemos respuesta”, indica. La comunidad Bema Gema está asentada a 2.5 kilómetros al sur de la ciudad de Tingo María, a orillas del río Huallaga en el sector de Buenos Aires en Afilador, distrito de Rupa Rupa.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *