Impunidad absoluta

Otra vez nuestra clase política actúa de espaldas a la realidad nacional y a los intereses del país. Otra vez nuestra clase política antepone sus privilegios a la reforma que exige y demandan los peruanos para corregir rumbos.

La eliminación de la inmunidad parlamentaria es algo que los peruanos reclamamos desde hace mucho tiempo y se ha dejado sentir con más fuerza cuando se disolvió el parlamento, hace apenas unos meses.

La gran mayoría de los que hoy están sentados en el Congreso ofreció en campaña respaldar la eliminación de la inmunidad. Pero a la primera oportunidad que tuvieron le dieron la espalda. Y para maquillar su felonía -ante el anuncio del presidente Vizcarra de llevar la propuesta a referéndum- aprobaron una nueva propuesta de ley, pero esta vez enmascarando sus privilegios de inmunidad o, mejor aún, de impunidad. Aunque dicen eliminar la inmunidad parlamentaria, en otro párrafo de la ley no solo se la restituyen con otros términos, sino que se la amplían. Ahora, con esta ley, los congresistas son intocables.

Si bien falta que se aprueba en la segunda legislatura, todo apunta que lo harán porque es mucho lo que ganan con esta ley, tanto más si varios de ellos ya tienen cuentas con la justicia y otros no caminan precisamente derechos en el parlamento.

Consumada esta ley, no tendremos congresistas sino “todopoderosos” que pueden hacer lo que les venga en con impunidad absoluta.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *