El comando nunca muere

En el momento que la enfermedad covid-19 arrecia en el departamento de Huánuco, el Gobierno Regional vive su propia crisis de liderazgo y autoridad, devenida del conflicto entre el gobernador y vicegobernador regional y el recelo del primero sobre el segundo.

El gobernador regional Juan Alvarado se encuentra en cuarentena porque en una prueba rápida que le aplicaron en el Hospital de EsSalud dio positivo por covid-19. Era el 26 de junio. Aun cuando no tenga síntomas de la enfermedad, la disposición médica es el aislamiento de la persona para evitar que sea un agente de propagación del virus SARS-CoV-2.

Entonces se reveló que el gobernador regional no era el único infectado con el virus en la sede del Gobierno Regional en Calicanto, sino también funcionarios y trabajadores de Agricultura que está en la misma sede, un consejero regional entre otros. Así se decidió la desinfección de la sede regional y el trabajo remoto para casi todos, a excepción de los del área de Logística.

 Conforme pasaron los días otros funcionarios empezaron a sentir los síntomas de la enfermedad, por lo que, con o sin prueba, también están en cuarentena.

Estos vacíos que se generan tienen naturalmente impacto en la sensación de falta de liderazgo en momentos que más se necesita. Alvarado no puede asumirlo por la enfermedad que lo aqueja, entonces le corresponde a Erasmo hacerlo. El comando nunca muere.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *