Cientos hacen cola para saber si tienen el virus de la covid-19

“Más vale prevenir que lamentar”, reza el refrán que se escuchaba insistentemente en las filas que los ciudadanos realizaron el sábado en los colegios Illathupa y Milagro de Fátima  para que personal de salud los evalúe y aplique la prueba rápida que confirme o descarte que están infectados con el virus SARS-CoV-2 o que los síntomas que tienen son de la enfermedad que causa este virus: covid-19.

Pobladores de los pueblos jóvenes Las Moras y Aparicio Pomares fueron evaluados por el personal de los puestos de salud de dichos lugares.

“Por favor, mantengan su distancia y no se quiten las mascarillas”, ordena un soldado en las afueras del colegio Illathupa. La fila variopinta en edades: adultos mayores, adultos y jóvenes daba la vuelta el colegio ubicado entre los jirones José Crespo y Castillo e Independencia.

Antes que la persona ingrese al colegio, el personal de salud toma la temperatura y le brinda alcohol para desinfectarse las manos.

Adentro hay que hacer otra fila para brindar los datos personales y luego pasar a Triaje donde te medirán la presión y la temperatura, te pesarán y medirán la estatura y tendrás que informar si tienes alguna enfermedad preexistente como diabetes u otra.

La tercera fila es para que el médico general te evalúe. Él decidirá si te aplican o no la prueba rápida.

“Son muchas colas, ¿verdad?”, pregunta una joven de 23 años a un adulto de 47. “Sí, pero mejor prevenir que lamentar”, responde el varón al explicar que prefiere formar colas por dos horas para detectar a tiempo si tiene la enfermedad. “Peor sería que lleguemos al hospital donde ya no hay camas ni oxígeno”, agrega.

La campaña “Protege tu salud y la de tu familia” se realizó el sábado en dos colegios de manera paralela con gran cantidad de afluencia de público.

El director de la Red de Salud de Huánuco, Alejandro Vicente, explicó que las personas que dan positivo en la prueba rápida  para covid-19, reciben un kit de medicamentos: ivermectina, paracetamol, azitromicina e ibuprofeno.

Además, se da tratamiento a sus familiares cercanos y a sus contactos como vecinos y colegas de trabajo, “porque si uno está con la enfermedad, todos también lo están·.

“Para este trabajo, los equipos de respuesta rápida saldrán a visitar casa por casa a los positivos para brindar tratamiento a sus familiares y contactos”, anotó.

Mientras las colas continúan y las horas pasan, un varón de 52 años consulta a un técnico en enfermería: “¿Duele la ivermectina?”

—No. No sentirá nada, es como tomar agua. No debería tener ninguna reacción adversa, le responde el técnico antes de mezclar el medicamento con agua en uno de los ambientes del colegio Milagro de Fátima, donde en paralelo también se realizó la campaña de atención para detectar casos positivos de covid-19.

PRUEBA PARA TRABAJAR

Todas las personas que asistieron a las campañas de atención recibieron una dosis de ivermectina –aún sin dar positivo a la prueba rápida– como prevención por estar en un espacio contaminado.

El hombre contó que pertenece al distrito de Amarilis, pero al enterarse de la campaña en Huánuco asistió al colegio para que le hagan la prueba rápida porque necesita volver a trabajar.

“Antes te pedían antecedentes penales y policiales, ahora te piden prueba rápida”, dice entre risas al observar que la vida ha cambiado. “Dice no reactivo, ahora sí me aceptarán en el trabajo”, subraya.

Al igual que el varón de 52 años, Página3 conversó con otras siete personas que indicaron encontrarse en la misma situación: necesitan los resultados de la prueba rápida para ser aceptados en trabajos temporales.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *