Fiscalía pide cárcel para esposos acusados de homicidio

Fiscal y policías del Depincri identificaron a tercer implicado en crimen de discapacitado

A las 10.30 de la mañana de hoy, la jueza del Juzgado de Investigación Preparatoria de turno evaluará el pedido de prisión preventiva para los esposos Augusto Gil Pérez Yacha y Delfina Simón Echevarría, sospechosos de asesinar a Marcial Ponce Eduardo, el pasado 8 de mayo, en la localidad de Villasol (Acomayo).

Tras 7 días de investigación preliminar, la fiscal Aleacib Barrueta decidió pedir prisión preventiva para la pareja y el tercer implicado que fue identificado como Alex Fidel Garay Ordoñez.

Las autoridades habrían encontrado graves elementos de convicción que vinculan a los investigados con el crimen de Marcial. Una de ellas sería la cuerda hallada en la casa de la pareja que es similar a la que se usó para asfixiarlo, pero también los restos de sangre encontrados en el trimóvil de Augusto Pérez, que se determinó es sangre humana y podría ser de la víctima.

Pero la declaración de un testigo comprometería tanto a los esposos como a Alex Garay, quien habría apoyado a los primeros a ejecutar el asesinato y desaparecer el cuerpo arrojándolo al río Huallaga.

Para las autoridades, el trimóvil de placa 1083 4W, de propiedad de Augusto Gil habría sido usado para llevar el cadáver hasta la orilla del río.

Se conoció que la pareja ha negado una y otra vez haber acabado con la vida de su vecino de 61 años de edad que vivía solo y se movilizaba en silla de ruedas.

CRIMEN

Aunque la denuncia de su desaparición y posible asesinato se reportó  el 12 de mayo, durante la investigación se estableció que el crimen de Marcial Ponce se perpetró la noche del 08 de mayo.

Pero recién el 19 de junio, su cuerpo fue encontrado entre las rocas, a orillas del río que ya había bajado su caudal.

A pesar de que la víctima se encontraba en proceso de descomposición, el cuerpo aún tenía el arma homicida, es decir la cuerda con la que lo asfixiaron. La soga rodeaba desde su boca hacia la nuca, donde había un nudo y un palo, tipo torniquete, que es usado para ajustar la soga hasta causar la muerte de la persona, según fuentes ligadas al caso.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *