Falta de liderazgo

Aunque resulte evidente, es necesario reiterar que estamos en medio de una crisis sanitaria. Que nuestro precario sistema de salud agoniza con la pandemia. Que hay en un amplio sector de la población con poca conciencia de la gravedad del problema de salud. Y que es clamorosa la falta de liderazgo de nuestras clase política (gobernantes y dirigentes de partidos políticos).

Pero lo más frustrante de esta lista es la falta de liderazgo de la clase política, que es la que debiera conducir a la ciudadanía hacia esa toma de conciencia sobre la gravedad del problema y a la solución de la crisis del sistema de salud.

Entre las autoridades le corresponde al gobernador regional, Juan Alvarado, asumir ese liderazgo. Ser el agente articulador de todos los sectores, autoridades y sociedad para enfrentar en colectivo a la pandemia.

Sin embargo, no lo es. Desde que mantiene un enfrentamiento con su vicegobernador regional, su figura de líder decae. No se puede ser líder de una administración dividida.

Y liderazgo no es figuretismo. No eres líder porque estás en todas las fotos o videos de la institución o porque tu nombre aparece en todas las notas oficiales. Eres líder porque has sido capaz de movilizar a la gente hacia un propósito de bienestar común, de reconocer el trabajo de los demás. Los problemas, como este de salud, no se resuelven con egoísmos ni celos políticos. Se resuelven con las participación de todos bajo un liderazgo. Ojalá se entienda y haya cambio de actitudes.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *