El ‘Gavilán’ quiere las riendas del León de Huánuco

Hace 25 años debutó en la profesional con el equipo de sus amores: el León de Huánuco. Johan Javier Fano Espinosa recordó sus inicios en el fútbol y su paso por equipos grandes del fútbol peruano, el extranjero y la selección nacional.

El goleador huanuqueño lamentó la situación que atraviesa Huánuco y su querido León a causa de la pandemia, por lo que señaló que le gustaría invertir en el equipo patrimonio de todos los huanuqueños. 

El ‘Gavilán’ Fano jugó en Unión Minas, Alcides Vigo, Deportivo Pesquero, Sport Boys, Alianza Lima, Coronel Bolognesi, Universitario y UTC de Cajamarca. En el extranjero jugó en el Once Caldas, Atlético Nacional y Águilas Doradas de Colombia. Vistió la camiseta del Atlante de México. En ambos países obtuvo el título de goleador y mejor delantero extranjero.

Johan Fano apunta a lejos.

Página3: ¿Cómo está la situación en Colombia?

JOHAN FANO: La situación ha estado bien los primeros meses, hoy estamos llegando al pico de la pandemia, incrementaron las normas de seguridad. Se está saliendo muy poco en Colombia. Creo que todas estas cosas son para prevenir. Esperemos que las noticias de Rusia, Oxford, EE.UU. sean buenas y que en un corto plazo se pueda encontrar la vacuna.

2017 Johan Fano decidió cerrar su carrera como profesionales en Sport Boys, después de 25 años.

P3: Huánuco está viviendo una situación muy lamentable por esta pandemia ¿Cuál es tu mensaje a la población?

J.F.: Mi mensaje, más que a la población sería a las autoridades que son las personas responsables de tratar de mejorar todos los aspectos que se están viviendo en Huánuco, y que lógicamente hoy nos está trayendo situaciones bastante difíciles; pero esto no es de ahora, viene de mucho tiempo atrás, sencillamente no hemos tenido la sapiencia para elegir bien a las autoridades, creo que ya estamos cansados de estar en una situación en la que solo nos preocupamos en votar y no votar bien, lastimosamente esta situación trae dificultades. Cada vez que voy a Huánuco me encuentro con cosas tristes y en vez de crecer está empeorando. La reflexión para todos es que sepamos votar y no nos dejemos engañar por los ofrecimientos que no se cumplen y lamentablemente esto ocurre en todo el país. 

P3: ¿Cómo te inicias en el fútbol?

J.F.: Mis inicios fueron como cualquier muchacho, con muchos sueños, muchas ilusiones, objetivos claros, con la posibilidad de jugar en equipos grandes, emigrar al exterior, llegar a la selección. En mis inicios mi entrenador fue mi padre, quien fue mi formador cuando estaba en el León. Gracias a Dios pude debutar en la profesional a los 16 años, fue un debut soñado, haciendo gol y en el equipo de mi tierra: el León de Huánuco, equipo del cual soy hincha, es un debut que marcó mucho.

P3: ¿Cómo viviste esa primera experiencia en la profesional en 1995?

J.F.: Con mucha ilusión. En esa época era muy complicado llegar a la profesional a tan corta edad y tener un debut como lo tuve; gracias a Dios fue importante. Lógicamente en ese tiempo el fútbol tenía facetas diferentes, la mayoría de jugadores eran mayores, eran pocos los chicos menores de 20 años que tenían que marcar su propia historia.

P3: En 1996 pasas al Unión Minas ¿Te costó adecuarte a la altura?

J.F.: Me costó adecuarme a la ciudad, a la soledad, porque creo que para nadie es fácil a los 17 años salir de su ciudad, cuando estás en todo el esplendor de tu juventud, cuando están los amigos, la novia, fue un reto grande en mi vida, pero yo tenía todo muy claro: quería triunfar en el fútbol y una de esas posibilidades me dio el Unión Minas, al cual estoy muy agradecido porque me hizo fortalecer esa madurez que uno necesita para el fútbol.

P3: ¿Qué jugadores llegaron ese año al Unión Minas?

J.F.: En ese equipo había muchos jugadores de Huánuco, estaba ‘Cueto’, Jhon Barrueta, Cabanillas, Mifflin (Bermúdez), jugadores de experiencia y el único menor era yo, pero me ayudó a aprender lo mejor de ellos.

El huanuqueño fue goleador en el Atlante de México, donde fue elegido el mejor extranjero.

P3: ¿En esa época había mucho respeto por los experimentados?

J.F.: Antes era duro, porque los veteranos no eran como ahora; los jóvenes hoy están en un nivel grandísimo, antes había un respeto. Para estar en el grupo de los veteranos tenías que encajar bien o ser la figura. No te voy a decir nombres, pero muchos abuzaban cuando bajábamos a Lima, a veces te sentabas en un lugar y venia un mayor y te sacaban. Uno tenía que esperar a que todos se sienten para recién acomodarse. Pasé muchas cosas difíciles en Pasco.  

Johan Fano dice que le pusieron ‘trabas’ cuando quiso invertir en el club

P3: Para el año 2000 llegas al Sport Boys, con mucha más experiencia y haces dos buenas campañas…

J.F.: Fue un momento importante en mi carrera, llegar a un equipo emblemático, con muy buena hinchada y con jugadores de recorrido como Abel Lobatón, Mario Flores, Muñoz, ‘Troncoso’, Johnny Vegas; y llegar con un estímulo más importante de haber sido goleador en Pesquero,me dio la posibilidad de seguir abriéndome camino. Conseguimos un cupo a la Copa Libertadores, marqué 26 goles en los dos años. Después de una campaña sensacional el 2001, se me da la primera posibilidad de salir al exterior, lastimosamente sufro una lesión en la rodilla y prácticamente me alejó casi un año del tema futbolístico.

P3: Después de pasar por Alianza Lima, Bolognesi y Universitario emigras al extranjero ¿Cuánta diferencia con el nivel del fútbol colombiano?   

J.F.: Muchísima; desde el momento que llego a Manizales para jugar por el Once Caldas me di cuenta de la diferencia, en cuanto a su infraestructura, los campos de entrenamientos, todo es totalmente diferente. Te habló de hace 12 años. Hoy nos han sacado mucha más ventaja en todo sentido, por eso en Colombia están exportando tantísimos jugadores que están brillando en Europa.

P3: ¿A qué jugadores enfrentaste en Colombia?

J.F.: Compartí camerinos en Colombia con casi todos los que hoy están en Europa, con Samuel Venegas, Quinteros, Armani, lo vi jugar a Cuadrado, a muchos que recién estaban empezando como Teófilo Gutiérrez, Carlos Bacca. El haber sido campeón, ser goleador del fútbol colombiano y ser el mejor extranjero de la Liga el 2008-09, ya lo miraban a uno diferente y ellos recién estaban empezando, tenían 20 a 21 años, hoy verlos triunfar es algo bonito.

P3: En la selección jugaste las clasificatorias a Sudáfrica 2010 ¿Cómo visite esas Eliminatorias?

J.F.: Era un momento difícil de la selección, todos sabemos de las medidas disciplinarias que se tomaron, sacaron a 5 o 6 jugadores. Muchos momentos se habló por qué no me convocaron antes a la selección. ‘Chemo’ tenía sus pormenores, tuvo que pasar eso para yo tener esa posibilidad, fueron momentos difíciles donde se optó por llamar a jugadores locales que normalmente no eran tomados en cuenta y estábamos minimizados en el tema de experiencia, pero pusimos la cara, al final no se logró el objetivo.

P3: En la selección peruana ¿Tu  gol más recordado es el contra Argentina, el 2008?

J.F.: Es algo emocionante, creo que es cumplir un sueño de niño, de enfrentar a grandes selecciones, plagadas de grandes figuras y anotar un gol es importantísimo; es una emoción indescriptible. Lógicamente es algo que ayudó en mi crecimiento, en mi carrera, hoy estoy muy agradecido que mucha gente lo siga recordando.

P3: ¿Cómo viviste ese partido ante Argentina?

J.F.: Emocionado de haber enfrentado a grandes jugadores de la categoría del mejor jugador del mundo: Messi, Zanetti, Coloccini, jugadores que uno los veía jugando en Europa. Ese día lo único que estaba en mi cabeza era querer ganar, dar lo mejor para mi selección y poder anotar; después la algarabía de la gente muy emocionante, son momentos que uno los valora.

P3: ¿Cómo fue tu regreso al León de Huánuco?

J.F.: Se me presentó la oportunidad de volver, quise darle cosas importantes al León y hacerlo resurgir, hacer que salgan más jugadores de Huánuco, apoyando a la reserva, al final conseguimos cosas buenas, también pasé inconvenientes porque no valoraban lo que uno hacía. A veces se dice que uno no es profeta en su tierra y lastimosamente tuve que volver a Colombia pronto por temas familiares.

P3: ¿Te vez en algún momento dirigiendo al León de Huánuco?

J.F.: Me gustaría, pero para ser director técnico de un club, la institución tiene que estar bien. Hoy no se sabe la situación del León, un mes está un presidente y después se va, no aguanta, luego viene otro. Primero se tiene que saber la situación en la que está. Ojalá sean sinceros y digan lo que pasa. Yo, en lo que está a mi alcance, voy a apoyar; pero a veces, si no lo dejan a uno, no se puede hacer nada. Nunca me permitieron que yo apoye.

Hoy, verdaderamente me da pena ver mi León que está en una situación de abandono, creo que es cuestión de retomar las riendas, porque yo quiero que vuelva a la profesional.

Yo lo primero que haría, sería comprar al León de Huánuco y convertirlo a sociedad anónima, porque ahí verdaderamente los inversionistas verían a dónde va su dinero y es la única forma de salir adelante.

P3: ¿Se habla de una deuda de más de 2 millones de soles?

J.F.: Son deudas pagables, yo creo que se puede pagar, porque no son deudas de más de 5, 10 o 15 millones de dólares. Si hablamos de una deuda de más de dos millones de soles son casi 600 mil dólares que se pueden fraccionar a un corto plazo. Yo no creo que exista una persona que saque 200 o 300 mil dólares de su bolsillo y que esto siga siendo de los socios. Para mí, si yo voy a apoyar, tengo que ser el mayor acreedor de las acciones y ser el que toma las decisiones, para el bien del club.  

P3: ¿Te arrepientes de alguna decisión que no tomaste en su momento?

J.F.: Muchas veces uno no sabes qué es lo que va pasar, o no va pasar. Yo creo que todas las decisiones que he tomado en su momento han sido las correctas, después arrepentirme de algo, sí, como cualquiera; pero después de eso, uno tiene que ser agradecido por todas las decisiones que tomó sean buenas o malas, uno ha aprendido.

P3: Como entrenador, ¿qué objetivos tiene Johan Fano?

J.F.: Yo me recibí como técnico hace dos años, he viajado mucho a Europa, a Argentina, México, a ver entrenamientos, visitar amigos técnicos y llenarme de conocimientos. El próximo año si hay la posibilidad de dirigir un equipo, bienvenido sea, pero ya con la sapiencia y la experiencia necesaria.

P3: ¿Cuál es el gol que más recuerdes con el León, a nivel de clubes y la selección?

J.F.: Con el León lógicamente el gol de mi debut de tiro libre; con la selección el que marqué a Argentina por todo lo que marcó, aunque el gol a Chile también fue lindo en el Monumental; a nivel de clubes hay varios, el de chalaca con Universitario, el de media cancha y el del título con el Once Caldas. Creo que cada gol tiene un significado importante para cada momento.   

P3: ¿Qué extrañas de Huánuco?

J.F.: Todo, no veo las horas de que acabe esta situación y tomarme un avión para irme a Perú, irme a mi Huánuco, estar con mi familia, irme a la Plaza de Armas comerme mi maní, mi calentado de cau cau, mi pachamanca, mi picante de cuy, anhelo eso porque quiero a mi tierra, irme al mercado comerme mi plato de mazamorra de tocosh, calabaza y disfrutar todo eso, que siempre que llego en vez de ver bien a mi Huánuco lo veo mal, ya estoy pensando inclusive lanzarme como autoridad, para cambiar las cosas.

Desde hace 17 años organiza campañas de alegría para niños en Navidad.

One thought on “El ‘Gavilán’ quiere las riendas del León de Huánuco

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *