Queman patrullero acusando a policías de causar accidente con muerte

Una turba quemó un patrullero y luego se volcó a las calles cercanas a la Comisaría de Panao con la intención de tomar dicha dependencia indignados por la muerte de la pasajera de una camioneta Station Wagon que se desbarrancó mientras huía de una intervención policial en la ruta a Chaglla. El cadáver de la víctima fue llevado hasta la plaza donde lo velaron hasta altas hora de la noche.

Todo habría iniciado cerca de las 2 de la tarde de ayer en la ruta Panao -Chaglla cuando un patrullero que era conducido por el suboficial Ronal Espinoza Alejandro trató de intervenir a la camioneta Station Wagon de placa W1S 257, en la que viajaban entre 3 a 4 personas.

El cuerpo de Luz Mery en medio de la pendiente.

Ante la señal del personal policial, el conductor habría emprendido la huida siendo perseguido por el patrullero en el que además del piloto se encontraba la alférez PNP Katherine Herrera Quispe.

Pero la camioneta no avanzó mucho y por causas que se investigan al llegar al lugar conocido como Huayrana, centro poblado de Puntín, se despistó y cayó a unos 400 metros de profundidad.

Luz Mery Villanueva Aquino de 14 años de edad falleció instantáneamente. Su cuerpo estaba en una pendiente en posición de cubito ventral.

Mientras que otras tres personas  tenían signos vitales, por lo que fueron auxiliados y llevados hasta el centro de Salud de Panao y luego al Hospital de Contingencia de Huánuco.

Según los lugareños, el chofer del vehículo sería Rolin Villanueva Aquino quien estaría hospitalizado, al igual que otra joven conocida como Melissa. Del tercer ocupante no se ha precisado su nombre ni su estado de salud. Pero algunas versiones indican que una persona huyó del lugar del accidente.

Tras el accidente, la gente fue aglomerándose en la carretera y empezó a circular entre ellos el rumor de que los policías habían disparado contra el vehículo, lo que los indignaba. Como sustento del rumor mostraban un casquillo de bala que dicen haber encontrado en la zona.

Al lugar del accidente llegó el fiscal Digber Ludeña con otros efectivos policiales. La diligencia de levantamiento de cadáver se realizaba sin incidentes, ante la mirada de las decenas de curiosos, e incluso se practicó la prueba covid al cadáver que salió negativo. Pero las cosas cambiaron cuando las autoridades llegaron a la carretera con el cadáver. Los pobladores exigían que no se lleven el cadáver, pero las autoridades insistían que tenían que hacerlo. Entonces los ánimos fueron caldeándose, un grupo agredió a los policías que superados en número optaron, con el fiscal, por escapar de la zona.

Abandonado el patrullero, la indignada turba le prendió fuego.

Poco después la masa emprendió marcha hacia la ciudad de Panao, a 3 kilómetros de distancia. Cuando llegaron intentaron avanzar hacia la Comisaría pero ya había un cordón policial con efectivos llegados desde Huánuco. La turba logró hacer retroceder a los policías que repelieron el ataque con gases lacrimógenos.  Al cierre de este reporte el enfrentamiento entre policías y pobladores continuaba. Mientras otro grupo velaba el cuerpo de Luz Mery en la Plaza de Armas.

Alertados por la situación, a las 8 de la noche partió de Huánuco a Panao los jefes de la Macorregión Policial y Región Policial,  Gral. PNP Carlos Tineo y el coronel PNP Colin Sim con un contingente para controlar los disturbios.

Las diligencias para determinar las causas de la volcadura del Station Wagon se frustraron a causa de los disturbios de los pobladores. Pero se retomarían una vez restablecido el orden en la zona.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *