Fiscal pide cadena perpetua para violador y asesino de niña de 5 años

Cadena perpetua para México Abel Arratea Allpas, confeso violador y asesino de una niña de 5 años de edad, ha solicitando al Poder Judicial el fiscal de la Primera Fiscalía Penal Provincial Corporativa de Huánuco, César Palli Calla. El crimen que conmocionó a todo el país se perpetró en el poblado de Marambuco, distrito de Santa María del Valle, en octubre del año 2019.

En su acusación presentada ante el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco, el fiscal Palli señala que el denominado “monstruo de Marambuco” habría cometido un concurso real de delitos: violación sexual agravada de menor de edad y homicidio calificado para ocultar otro delito.

La pena que le correspondería solo por el primer delito es cadena perpetua y 21 años  por el segundo.

La audiencia de control de acusación se realizó el viernes último y el caso quedó expedito para el juicio oral, según se conoció.

HECHOS

El crimen de la pequeña Yeisa Adelaida se perpetró el 13 de octubre del 2019, día en que los pobladores de San Juan de Marambuco se reunieron para celebrar el día de la Virgen del Rosario.

Como es costumbre, en el día se desarrolló un campeonato de fulbito y por la noche una fiesta que estuvo animada por una orquesta. Entre los asistentes estuvieron la niña y sus padres, entre otros familiares.

Mientras los adultos celebraban en un área libre, a un costado de la casa del mayordomo los menores jugaban corriendo de un lado para otro. Al promediar las 8 de la noche, la víctima se alejó para ir al baño, lo que habría sido observado por el asesino que la siguió y al encontrarla la cargó en sus brazos y la alejó aún más.

Poco después, sus padres se dieron cuenta de su ausencia y empezaron a buscarla con apoyo de otros pobladores y familiares, pero no tuvieron resultados.

Al amanecer, una pobladora encontró una de las botas de la niña y cerca del lugar una gorra de varón, color mostaza. Su madre reconoció la bota y sospechando que podía estar en la quebrada corrió a buscarla, encontrándola sin vida, con signos de haber sido abusada sexualmente.

La gorra fue clave para dar con el asesino. Al llegar a Marambuco, distante a una hora de viaje de Huánuco, las autoridades acopiaron los vídeos que los pobladores grabaron durante las actividades.

Fueron ellos los que también ayudaron a identificar al presunto asesino que no era del lugar, pero era conocido porque estudió en Marambuco y participaba de los encuentros deportivos. El mismo día, las autoridades realizaron operativos para capturarlo, pero él ya había fugado.

Sin embargo, en su casa quedaron las prendas que vistió el día del crimen, las mismas que estaban  manchadas de sangre.

Mientras, la necropsia confirmó que la menor fue ultrajada, antes de ser asesinada.

Casi dos meses después, el 6 de diciembre, policías de la Comisaría de Margos lograron capturar a México en medio de una persecución por los cerros.

Arratea Allpas que vivía escondido en cuevas había salido de su escondite para encontrarse con su esposa.

En su defensa, el sujeto que trabajaba en una avícola, dijo a las autoridades que los hechos ocurrieron cuando fue al baño. Dos sujetos, dijo. le robaron su mochila pero que él los apedreó, circunstancias que uno de ellos soltó un cuchillo que recogió.

Es cuando escuchó a la niña llamar papá, papá, por lo que presumiendo que era la hija de uno de los ladrones la cargó en su brazo y la llevó hacia la quebrada.

A sangre fría narró que la niña gritaba y pataleaba por lo que presionó su cuello  hasta dejarla inconsciente. Que abusó de ella, le hincó con un arma blanca a la altura de la costilla y luego la arrojó a la quebraba.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *