¿Cerraron el Hospital de Santa María del Valle?

Ing° John Álvarez Paredes
CIP N° 28927

¿Cerraron el Hospital de Santa María del Valle? Eso es lo que se comentaba en nuestra sociedad hace unas semanas atrás. Inmediatamente muchos hemos pensado que propiamente se cerraba los servicios de atención de personas contagiadas con el Covid-19, y no teníamos temor a equivocarnos, porque por esos días la cantidad de contagiados y el número de decesos en Huánuco estaba en franco descenso; inclusive nos llamó la atención  que el gobierno nacional extendiera la cuarentena hasta todo el mes de octubre, cuando la mayoría pensábamos que el aislamiento social culminaba el 30 de setiembre pasado.

Pero felizmente el poder ejecutivo se rectificó. Lo hizo porque, como lo comenté anteriormente, el promedio semanal de fallecidos descendió de once (11) a cuatro (04) en tres semanas: del 17 de agosto al 06 de setiembre; y en ésta última semana, del 28 de setiembre al 04 de octubre, el promedio semanal descendió a uno (01); promedios obtenidos a partir de los reportes diarios de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Huánuco.

Es que la situación en nuestra región no era tan complicada, tal como lo dijo el Dr. Fernando Ramos Maguiña, ahora ex Director de la Diresa, en una entrevista concedida a un medio televisivo local, en el sentido de que las personas en Huánuco no han muerto por el Covid en la calle ni tampoco hubo colas para conseguir oxígeno para los pacientes, como ocurrió en la amazonia y el norte de nuestro país; es decir, la respuesta sanitaria en nuestra región ha sido sostenida y enérgica.

El Hospital Regional Integrado Covid-19 Santa María del Valle fue implementado de manera articulada en el mes de abril del presente año, con la finalidad de atender a personas contagiadas por el virus y con necesidades de hospitalización, gracias a una alianza estratégica entre EsSalud, el Ministerio de Salud (Minsa) a través de la Diresa y el Hospital Regional Hermilio Valdizán.

Lamentablemente la gestión 2011-2014 del ex presidente regional Luis Picón Quedo no continuó con la construcción, probablemente por situaciones de rencillas políticas u otro motivo que se desconoce.

El cierre del referido nosocomio obedecería a razones logísticas y presupuestales, así lo informaron los medios periodísticos, y además porque para hospitalización se cuenta en Huánuco con un Hospital Blanco con capacidad para 100 camas, construido por EsSalud en las instalaciones del colegio Marcos Duran Martel, en un área de 1,000m2. Sin embargo, al parecer, continuará la alianza pues es importante no desperdiciar la capacidad instalada: insumos, medicamentos, equipamiento y personal; y enhorabuena pues se tiene que fortalecer la atención a los pacientes, ya que el virus aún está en nuestro medio ambiente. Entonces, ha sido y continúa siendo importante el funcionamiento del Hospital de Santa María del Valle para afrontar el Covid-19.

Considero importante recordar cómo se hizo realidad la infraestructura y equipamiento de este nosocomio, el cual viene funcionando desde el mes de abril del año 2016. El proyecto nació con el nombre: “Mejoramiento y Equipamiento de los Servicios de Salud del Valle, Distrito de Santa María del Valle – Huánuco – Huánuco”, con código SNIP 200373. La construcción de la infraestructura ha sido financiada e iniciada por el Gobierno Regional Huánuco, durante la gestión 2007-2010 del ex presidente regional Jorge Espinoza Egoávil, sin que se concluya por el término de su mandato.

Lamentablemente la gestión 2011-2014 del ex presidente regional Luis Picón Quedo no continuó con la construcción, probablemente por situaciones de rencillas políticas u otro motivo que se desconoce. Literalmente abandonó la obra durante su mandato de 4 años, pese a dos coyunturas en ese momento importantes:

La exigencia de la Planificación y Programación de Inversiones, desde el punto de vista de la priorización de proyectos y -particularmente en este caso- por el orden de prelación, esto es, culminar obras iniciadas y ponerlas en funcionamiento para coadyuvar al cierre de brechas en salud.

Estaba en curso el proyecto del nuevo Hospital Regional Hermilio Valdizán y del Hospital de Contingencia, por lo que era necesario prever un soporte de servicios de salud durante la construcción del nuevo hospital, pues la infraestructura del hospital de contingencia no iba ser suficiente para dar una adecuada prestación de servicios.

Es decir, la planificación estatal le importó un comino a la gestión 2011-2014 del Gobierno Regional Huánuco, contrario a la gestión 2015-2018 del ex gobernador regional Rubén Alva Ochoa.  Efectivamente, al inicio de su mandato se optó por tomar en cuenta -como corresponde- las dos situaciones coyunturales antes indicadas y retomar la obra abandonada, principalmente porque las áreas de servicio que se venía construyendo en el hospital de contingencia no iba a cubrir suficientemente las áreas de servicio que tenía el antiguo Hospital Regional Hermilio Valdizán.

Se decidió entonces modificar el presupuesto institucional de apertura (PIA) del año 2015, incorporando el  proyecto “Mejoramiento y Equipamiento de los Servicios de Salud del Valle, Distrito de Santa María del Valle – Huánuco – Huánuco” al primer presupuesto institucional modificado (PIM), con la finalidad de elaborar el Expediente Técnico del saldo de obra, incluido el equipamiento médico. Con la aprobación de este expediente se procedió a culminar la obra (infraestructura + equipamiento) por la modalidad de convenio, el primero de la gestión suscrito el 28 de abril de 2015, con participación de la Municipalidad Distrital de Santa María del Valle, cuando alcalde el Sr. Marcial Espíritu Romero.

De esa manera se hizo realidad la obra, con una inversión aproximada de 6 millones de soles. La importancia de la decisión y resultados radica en que el Hospital de Santa María del Valle ha servido, desde su funcionamiento y principalmente desde los inicios de la pandemia, como un gran soporte para los servicios de salud del Hospital de Contigencia; este último también tiene su historia que en otra oportunidad estaré comentando.

Como dije líneas atrás, el virus aún está en nuestro medio ambiente, y ya que salimos de la cuarentena en nuestra región no bajemos la guardia y mantengamos en práctica las tres claves para eliminar los contagios: uso permanente de la mascarilla, respeto extremo del distanciamiento social y lavado frecuente de las manos. Quiera Dios que en nuestro país no se presente una segunda ola de contagios del Covid-19, como está ocurriendo lamentablemente en países de Europa (España y Francia); sería desastroso social y económicamente.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *