Renuncias

El lunes se cumplió el plazo para que los gobernadores, vicegobernadores, alcaldes y otros funcionarios públicos renuncien a sus cargos para postular a la Presidencia,  Vicepresidencia, Congreso de la República y al Parlamento Andino en las Elecciones Generales de abril próximo.

Cumplido el plazo, la renuncia del alcalde del distrito limeño de La Victoria, George Forsyth, ha sido la más publicitada.

En Huánuco aún no se han conocido de renuncias. El gobernador regional Juan Alvarado y el alcalde de la capital del departamento, José Luis Villavicencio Guardia no serán candidatos en las Elecciones Generales y continuarán en sus cargos.

Este plazo cumplido ha vuelto a poner en el debate si la autoridad elegida debe renunciar, abandonando el encargo dado en las urnas, para tentar otro cargo público.

En efecto, cuando el candidato gana la gobernación regional o la alcaldía asume el compromiso de dirigir la institución por cuatro años y hacer realidad su plan de gobierno que presentó para postularse.

Hay quienes consideran que renunciar al cargo para postular a otro es una «traición» a los electores, pero lo más grave tal vez es que el cargo público se use, en los meses previos, como trampolín electoral, que las decisiones que tome obedezcan al interés político electorero antes que al interés de atender la necesidad de la población. Por eso, el gobernador y alcaldes deberían culminar sus mandatos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *