Juez dicta prisión para hijo de papero y restricciones para policía

Familia de víctima sospecha que crimen fue planeado por esposa e hijos

Prisión preventiva contra Yovanni Mauro Zúñiga Garay, asesino confeso de su padre Mauro Zúñiga Durán, dictó el juez de Investigación Preparatoria de Pachitea que además dispuso comparecencia simple para su madre y hermana y restricciones para un efectivo policial.

Durante la investigación, Yovanni de 21 años de edad terminó confesando haber asesinado a su padre la noche del domingo 11 de octubre, horas después que discutieran en la cocina y una vez más su padre lo humillara, por lo que dijo haber subido a su cuarto resentido.

Según declaró ante las autoridades, eran más de las 12:30 de la noche que con una pistola en mano bajó al cuarto de su padre con la intención de asustarlo. Dijo que lo apuntaba mientras le gritaba: Toda la vida me has maltratado, me has humillado, circunstancias que Mauro habría intentado sentarse y es cuando le disparó a la altura del pómulo derecho.

Pero, según familiares de la víctima, el crimen se habría perpetrado cuando Mauro dormía, pues estaba mareado.

Según habría determinado el perito de criminalística, el disparo se habría realizado cuando la víctima estaba de costado.

Para la familia de Mauro, el crimen habría sido planeado entre Yovanni, su madre Juliana Garay, su hermana Flor Zúñiga e incluso el suboficial PNP Limber Carrión Espíritu, pareja de Flor, por lo que pidieron una exhaustiva investigación.

Dijeron que todos ellos habrían tenido motivos para quererlo muerto, pues la víctima deja bienes que superarían los 2 millones de soles.

Respecto a Juliana dijeron que por un tiempo estuvo separada de Mauro y luego se reconciliaron pero la relación no era normal, entre otros motivos por que ella consentía mucho a Yovanni.

Mientras que Flor tenía una buena relación con su padre. Según un familiar, Mauro no estaba de acuerdo con la relación de ella con el policía, por lo que cada vez que su padre viajaba lo recibía en la casa, con el consentimiento de su madre y hermano.

Incluso, señalan, que el suboficial sería quien mucho antes proporcionó el arma a Yovanni en un bar y luego se encargó de desaparecerlo.

La hipótesis de que los 4 planearon el crimen cobra fuerza porque tras el crimen, Flor llamó a su enamorado para que se lleve el arma. Incluso, Juliana lo habría llamado cuando Mauro llegó ebrio a la casa.

Según dijeron, tras el crimen, la madre y sus hijos no comunicaron de inmediato a las autoridades, pero sí a sus familiares que ayudaron a borrar la escena del crimen y ponerse de acuerdo, por lo que incluso los tres daban la misma versión, que no escucharon el disparo, pese a que la habitación de madre e hija está al lado del agraviado.

Durante las primeras diligencias, la joven dijo que su padre tenía otra pareja.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *